Menu
Académicos de la UdeG emplean almidón y microfibras para crear bioplásticos

Académicos de la UdeG emplean almid…

Investigadores y estudian...

Dona INEGI a la UdeC equipo para medir deformación volcánica

Dona INEGI a la UdeC equipo para me…

Tras una gestión iniciada...

Elaboran tortilla gourmet de maíz y aguacate en la UdeG

Elaboran tortilla gourmet de maíz y…

El aguacate y el maíz son...

La generación de la ruptura alumbra la libertad creativa en la UAM

La generación de la ruptura alumbra…

Desde figuras humanas con...

Concluyen estudiantes  de la UABC proyecto artístico en puente peatonal

Concluyen estudiantes de la UABC p…

El proyecto artístico con...

“Entrega rector de la UdeC muy buenas cuentas”: Alejandra Romo de ANUIES

“Entrega rector de la UdeC muy buen…

Luego de conocer el Segun...

Distrito Cultural Universitario de UdeG  se perfila como uno de los más importantes del mundo

Distrito Cultural Universitario de …

El proyecto Distrito Cult...

México, aún lejos de la independencia energética: investigador de la UAM

México, aún lejos de la independenc…

México podría lograr la a...

Expertos de la UNAM rescatan “El caballito” y ganan premio

Expertos de la UNAM rescatan “El ca…

Con técnicas electroquími...

Facultad del Hábitat de la UASLP recibió acreditación de dos licenciaturas

Facultad del Hábitat de la UASLP re…

Por cuarta ocasión las ca...

Prev Next

Opinión

Medina Viedas, un mexicano de bien

Conocí a Jorge Medina Viedas en 1983 cuando era rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa y venía a la SEP, donde yo trabajaba entonces al lado de don Jesús Reyes Heroles. Quiso la vida y la suerte para mí que estableciéramos una amistad que duró, ejercida y frecuentada sin interrupciones, hasta el jueves pasado que murió en la ciudad de Tijuana, debido a un cáncer ya propagado de una forma mediante la cual las células de un tumor se desprenden y desplazan a otras áreas del cuerpo a través del flujo sanguíneo o los vasos linfáticos y que la medicina llama metástasis.

Leer más ...

Pasión por la palabra

“Llévame al otro lado de la noche,
adonde yo soy tú somos nosotros,
al reino de los pronombres enlazados”
Octavio Paz

Escribir para las páginas de Campus es un verdadero placer. Durante poco más de un lustro, en estas páginas hemos tenido la oportunidad de hablar de presentaciones de libros, exposiciones en museos, movimientos artísticos, programas radiofónicos, poemas y poemarios, conciertos, economía cultural y otros datos duros del sector; en política educativa hemos buscado ser claros con respecto a la evaluación docente, a la fuerza plena que ejerce el SNTE dentro y fuera de las aulas, la necesidad de capacitación y la infranqueable integración de los padres de familia a la comunidad escolar. Sin olvidar que vivimos en un país donde la mitad de las escuelas son multigrado, las cuales están destinadas a la mitad paupérrima del país, la misma mitad que nos recuerda nuestro subdesarrollo pero nunca nuestro desanimo ni desaliento.

Leer más ...

Roma de Cuarón y el México que seguimos siendo

La noticia de una producción mexicana a manos del director Alfonso Cuarón resonó en propios y extraños. Uno de los cineastas más galardonados de las últimas décadas, y representante de nuestra nación ante el mundo, regresa a su país para contar la más personal de sus historias.
La producción, desde el primer momento, se vio rodeada de un halo de misterio y controversia. Al estar situada en el México de los 70′, Cuarón y la producción requirieron cerrar ciertas calles que eran trascendentales para contar la historia. La delegación Cuauhtémoc, en ese momento con Ricardo Monreal a la cabeza, no se tomó a bien las molestias de vecinos ante cierres temporales y falta de estacionamiento. Y pese que la ley de filmaciones está regida por la Constitución de la Ciudad de México, Monreal y su equipo usaron la fuerza para retirar a personal y esto escaló a un confrontamiento físico.

Leer más ...

Mujer y Ciencia: ¿Una Relación Evasiva?

La baja participación de la mujer en todos los campos de la ciencia y la tecnología es un tema que ha merecido la atención entre l@s tomador@s de decisiones, en algunas comunidades científicas y  organizaciones internacionales. Inclusive se diseñan programas y se destinan recursos para aumentar las proporciones de dicha participación.  Las causas de esta desproporción se atribuyen regularmente al ‘desinterés’,  a las ‘diferencias biológicas’ entre el hombre racional y la mujer emocional o, simple y llanamente, como poderosas voces lo han enunciado (el físico Hawkins, el premio Nobel Crick y el expresidente de Harvard, Lawrence Summers), a la ‘incapacidad innata’ de la mujer para comprender las complejidades de estos trascendentales campos del saber. Indudablemente,  resultan loables los esfuerzos  de grupos y entidades de educadores y políticos al invitar a las niñas y mujeres jóvenes a participar en estos campos. Sin embargo, desde mi punto de vista, tales esfuerzos son insuficientes.

Leer más ...

AMLO: El político y el licenciado

El mundo es un extraño teatro”, escribió alguna vez Tocqueville en sus cartas al referirse a los personajes de la política que entrecruzaban sus trayectorias en el confuso escenario francés de la Revolución de 1848. Individuos poseedores de talentos innegables para lidiar con demandas imposibles y reclamos iracundos de comunidades feroces en busca de respuestas instantáneas, se mezclaban azarosamente con locos, tontos, pusilánimes o caballeros que, sin embargo, podrían destacar y adquirir una centralidad inesperada en el “extraño teatro” de la vida política.

Leer más ...

UNAM: Estudiantes y Recursos

La UNAM, surgida en 1910, se ha transformado con los cambios experimentados por la sociedad mexicana. Entrado el Siglo XXI, la UNAM muestra una energía institucional única, en el contexto de un panorama nacional complejo en lo económico, lo demográfico, lo cultural y lo político, que hace más difícil la integración de voluntades hacia un fin, que lleve a la cohesión social.
Queremos que nuestra institución coadyuve a que en Mexico se viva mejor, a medida que avance la ciencia, el conocimiento, y la transmisión del mismo de la universidad a su entorno. Queremos una UNAM ligada a la nación y a sus problemas.
La sociedad mexicana, en la que se encuentra asentada la UNAM, ha sido testigo, desde el  Siglo pasado,  del aumento de una franja muy grande de personas que vive en la pobreza, frente a una descomunal concentración de la riqueza.

Leer más ...

Ciencia y tecnología: ¿Un viraje en las políticas?

Campus cumple un aniversario más, también es el término de una administración y el comienzo de un nuevo periodo de gobierno. Este año se realizaron elecciones federales y fue la última ocasión de un largo periodo de transición. El sexenio 2018-2024 será del 1 de diciembre de 2018 al 30 de septiembre de 2024; las siguientes elecciones serán el primer domingo de junio, así que la próxima transición se recortará un poco. El asunto es relevante porque el lapso que transcurrió del inicio de julio al final de este mes, ha sido, sobre todo, paradójico.

Leer más ...

¿Qué nos dejó el cincuentenario del 68?

La conmemoración del 50 aniversario del Movimiento Estudiantil de 1968 fue un recuerdo en el presente con vistas hacia el futuro del movimiento político, social y cultural más importante en México, después de la Revolución mexicana. Nunca como en este 2018 la celebración de aquella lucha estudiantil popular capturó tanto la atención de estudiantes, maestros, políticos y la sociedad en general, incluso los medios de comunicación en su conjunto abrieron sus plataformas para divulgar episodios de aquellos hechos, producir documentales y dar voz a testimonios directos de algunos de los actores sobrevivientes.

Leer más ...

¿Sísifo en el Anáhuac?

1. Realidad y Ficción
La cancelación del aeropuerto de Texcoco ha provocado una insólita situación en el espacio en que éste aún se construye. Diariamente, y hasta el próximo viernes, los 11 mil trabajadores que ahí se desempeñan continuarán con sus labores. Algunos acarrean sacos de cemento, otros colocan un tabique más en la pared que, ya se sabe, nunca estará concluida, otros más alinean un talud sabiendo que, más tarde, sus compañeros de oficio, o el simple paso del tiempo, terminará por destruirlo. Todo, absolutamente todo lo que ahí se realiza es un trabajo inútil, irracional y absurdo en función de una orden, de la cabeza del Grupo Aeronáutico de la Ciudad de México, que hay que cumplir, ya que “los compromisos se mantendrán vigentes hasta que concluya el actual gobierno”. Jurídica o políticamente puede ser lo correcto en el marco de los discretos acuerdos entre gobierno entrante y saliente; humana y éticamente, no. Con ello, México parece ofrecer al mundo una imagen nítida del teatro del absurdo que Ionesco y Brecht pudieron haber aprovechado para una de sus obras.
La imagen se inserta en una temática de la mitología griega: Sísifo. Nombre que utilizó Albert Camus, premio Nobel de literatura, para una de sus más célebres obras, y metáfora para aludir al “esfuerzo inútil e incesante del hombre”. El personaje es castigado severamente por haber desobedecido a los dioses. Privado de la vista y condenado a empujar eternamente una roca enorme a la cumbre de una montaña, de tal forma que al “llegar a la meta” la roca rodaba y había que emprender una y otra vez la tarea.
Sin el dramatismo del aeropuerto, la frase de Mario Delgado (coordinador de la mayoría de Morena en la Cámara de Senadores), aplicada a la reforma educativa en el sentido de que de ella “no quedará ni una coma”, pareciera asimilar la situación de ésta última a la del primero. Afortunadamente no es así. Declaraciones del próximo secretario de educación y del Presidente Electo hacen ver que sí quedarían “muchas comas”, sin que sea el tiempo aún de precisar cuántas. Mientras, el primero, Esteban Moctezuma, deberá definir a principios de diciembre en qué consistirá el Acuerdo Nacional para la Educación con Equidad y Calidad; el segundo, AMLO, presentará la iniciativa de reforma Constitucional y legislativa en torno a la educación nacional. Al final de ambos acontecimientos podrá saberse el rumbo que tomará ese sector en el gobierno de la Cuarta Transformación, y qué tanto de lo expresado en campaña y en estos tiempos inéditos de transición sexenal, quedará ya implantado en políticas públicas. Mientras tanto, habría que recapitular sobre el vastísimo entramado llamado reforma educativa. Qué valor objetivo tiene para que no sea borrado como el aeropuerto de Texcoco.

2. La Esencia de la reforma educativa
Por principio de cuentas, habría que decir que la reforma educativa fue, de las once reformas anunciadas ese primero de septiembre de 2015, la punta de lanza y, posiblemente, la más emblemática de los primeros 100 días de un gobierno federal que quería hacer bien las cosas en materia de políticas públicas. En tan sólo tres semanas, del 1º al 22 de diciembre, se hizo el anuncio, planteó la iniciativa, persuadió y se logró una votación arrolladora en el Congreso de la Unión para concretar una reforma Constitucional que, a su vez, fuese la base para tres leyes secundarias, todas de gran calado en el terreno educativo.
En el cuerpo principal del Artículo 3º ya reformado se contenían, aparte de las dos grandes acciones referentes al Servicio Profesional Docente y el establecimiento de un Sistema Nacional de Evaluación, una tercera dirigida a la creación de la entidad que se hiciera cargo de la segunda de ellas: el Instituto Nacional de Evaluación Educativa. Además, en los transitorios de esa disposición se alude a seis aspectos de menor jerarquía pero que complementaban la reforma. Una descripción de todo ese conjunto sería lo siguiente:
• Establecimiento del Servicio Profesional Docente. Según el nuevo texto del artículo Tercero, “El ingreso al servicio docente y la promoción a cargos con funciones de dirección o de supervisión en la educación básica y media superior que imparta el Estado, se llevarán a cabo mediante concursos de oposición que garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan”. Sería la Ley General de Educación la que fijaría los criterios, términos y condiciones de dicha evaluación, misma que determinará no sólo ingreso, promoción y reconocimiento, sino también la permanencia del personal docente, término éste último que desató, de inmediato, la reacción adversa del SNTE por parte de su máxima dirigente.
• Creación del Sistema Nacional de Evaluación Educativa. Con la finalidad de completarse debidamente, el Sistema Educativo Nacional, según se decía, requería disponer de elementos (estructuras y procedimientos) que permitieran saber cómo estaba funcionando aquél, de tal modo que pudieran precisarse las fallas y desviaciones en su operación y, sobre todo, los resultados obtenidos en el mismo. Para ello, según el texto Constitucional, se establecería éste nuevo Sistema cuyo principal objetivo del mismo sería evaluar la calidad y resultados obtenidos en la operación de los niveles de preescolar, primaria, secundaria y media superior.
• Refundación del Instituto Nacional de Evaluación Educativa. Las anteriores tareas, según la Reforma, se depositarían en el INEE, organismo fundado desde 2002 con una naturaleza jurídica diferente (entidad desconcentrada originalmente, luego descentralizada con el gobierno del Presidente Calderón). Ahora, se convertía en un organismo público autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propios, constituyéndose su dirección por una Junta de Gobierno cuyos integrantes serían propuestos por el Ejecutivo Federal y aprobados por el Senado.
• Sistema de Información y Gestión Educativa. Respecto a lo previsto en la parte de transitorios del Artículo 3º, la Reforma se desarrollaría también en la parte correspondiente a crear un Sistema de Información y Gestión Educativa cuya primera gran tarea, a cargo del INEGI, sería levantar un Censo-Inventario de Maestros, Alumnos y Escuelas (Cemabe). Tal y como se consigna en el transitorio quinto de la Reforma, dicha actividad se llevaría a cabo en el transcurso de 2013 de tal modo que la información obtenida pudiera consignarse en una sola plataforma que permitiera una comunicación directa entre los directores de escuela y las autoridades educativas. Además, aunque la Reforma no incluía un compromiso explícito en esta materia, la SEP definió como parte de sus políticas públicas que a este sistema de información se le agregara el instrumento llamado Fondo Nacional de Nómina Educativa (FONE), mismo que debería ser fundamental para la recuperación de la rectoría educativa del Estado.
• Sistema Nacional de Formación, Actualización, Capacitación y Superación Profesional. La evaluación es la cara más visible de la Reforma, tal y como queda de manifiesto en la reforma del Artículo Tercero. Pero la actividad encomendada al Servicio Profesional Docente no se agota ahí. Debería complementarse con un “Sistema Nacional de Formación, Actualización, Capacitación y Superación Profesional para maestros”, mismo que sólo se ha implantado parcialmente.
• Autonomía de Gestión de Escuelas. Bajo mecanismos de participación, se trataría de otorgarle facultades de decisión a los centros escolares en aspectos básicos de su funcionamiento y operación. Así, el objetivo sería el correspondiente a “mejorar su infraestructura, comprar materiales educativos, resolver problemas de operación básicos y propiciar condiciones de operación para que alumnos, maestros y padres de familia, bajo el liderazgo del director, se involucren en la resolución de los retos que cada escuela enfrenta”.
• Escuelas de Tiempo Completo. Con el objetivo de “aprovechar mejor el tiempo disponible para el desarrollo académico”, estos planteles deberán, entre otras características, impulsar el suministro de alimentos a los alumnos.
• Reforma al Nivel Medio Superior, a partir de los aspectos que se detallan en la Ley General de Educación, se aprovecharía también la reforma Constitucional al Artículo 3º, efectuada en el sexenio anterior, así como los avances obtenidos en la implantación de algunas medidas relevantes, para darle una nueva configuración y un reordenamiento a todo este nivel educativo. Esto en función del compromiso del Estado mexicano al volverse obligatorio el mismo.
A todo lo anterior deberá agregarse la parte que es esencial: el Modelo Educativo. Dejado como el último gran instrumento de la Reforma, su implantación sólo se dio con el arranque del presente año escolar. Involucra, como dispositivo principal, a otros complementarios, tales como, a) el diseño de nuevos planes y programas de estudio; b) la elaboración de nuevos libros de texto y materiales educativos; c) el adiestramiento y formación continua de profesores relacionados con la implantación de todo ese conjunto.

3. Resultados y Futuro Inmediato
Como cualquier nueva política pública que se implanta, las correspondientes a la reforma educativa guardan un cierto grado de distancia con lo que fue su diseño. Algunos de esos instrumentos ahí contenidos resultaron positivos desde un principio, como es el caso del Cemabe, mismo que permitió precisar algunos aspectos delicados, tal fue lo sucedido con el FONE, como lo destaca México Evalúa (M. A. Fernández y N. Herrera, “la batalla por la nómina”, Nexos, no. 490, octubre 2018), dicho Censo puso al descubierto: a) sólo por lo que se refiere al lapso enero-2015-diciembre-2017, que casi 33 mil millones de pesos fueron destinados a pagos indebidos a comisionados sindicales y a comisionados administrativos del SNTE; b) la SEP, en una auditoría de 2017, detectó a 44 mil personas con plazas irregulares, de las cuales 10,500 no fueron localizadas cuando se hizo el pase de lista y 1,300 eran utilizadas no obstante estar dadas ya de baja. No es casual que el Presidente Electo haya dicho —y justificado ante la CNTE— que el FONE se queda (con todo y las comas que contenga), agrega el autor de este texto.
Pero también, otros de los instrumentos de la Reforma no han cumplido con sus metas, han significado desviaciones de objetivos o se desconocen aspectos fundamentales de su funcionamiento. Tal sería el caso, por ejemplo, del Programa Escuelas al Cien, donde:
a) recursos etiquetados para infraestructura han sido desviados para financiar otros conceptos; b) recursos que no han sido focalizados en las escuelas con más necesidades; c) autoridades estatales no involucradas con los objetivos básicos de la Reforma. A esto habría que agregar algo que se refiere al FONE, subsisten prácticas discrecionales que no se han extirpado o no han sido acotadas (Fernández, op cit.).
Esto debería llevar, necesariamente, a una valoración sobre el estado actual de la Reforma, antes de desecharla sin consideraciones objetivas sobre su utilidad actual y potencial. Si el meollo de la cuestión se hace consistir en lo prometido en campaña, parece importante considerar también la opinión pública en un momento en que las consultas son ya un instrumento de legitimación adicional del próximo gobierno. Al respecto, resulta muy reveladora la encuesta del periódico El Financiero, publicada el pasado lunes 26 (A. Moreno, “AMLO llega con 66 de respaldo; EPN se va con 26”, El Financiero), en que bajo el rubro de posturas ciudadanas, a dos de las preguntas formuladas: ¿está usted en desacuerdo o acuerdo con?: a) echar para atrás la reforma educativa; b) quitar la evaluación a maestros, los resultados fueron 41 por ciento en acuerdo con la primera, 48 en desacuerdo y 11 no contestaron; así como 21 por ciento de acuerdo en la segunda, 71 en desacuerdo y 6 de no respuesta. Ese 48 y 71 por ciento de desacuerdos ¿serían un indicador de “que el pueblo no se equivoca o es sabio”?
Cualquier decisión que se adopte deberá transitar por el Congreso, previsiblemente la propuesta del nuevo Presidente de la República, consistente en la reforma Constitucional y legislativa por lo que toca a las tres leyes ordinarias que la desarrollan: Ley General de Educación, Ley del Servicio Profesional Docente y Ley del INEE. En ese espacio, sería deseable contar con un amplio e informado debate sobre lo que puede quedarse y lo que deba eliminarse. Ese sería el ámbito deseable para lo que vaya a suceder en esta materia. Tal como lo expresaba Aurora Loyo hace unas semanas (Nexos, 490, octubre): “no es posible ya pensar en un acuerdo educativo cupular…más que un nuevo pacto, se requiere de la autoridad un trabajo cotidiano para generar consensos, un trabajo honesto, responsable, modesto y eficaz”. Aquí agregaría, que no tenga nada que ver con la eterna tarea de Sísifo.  

Carlos Pallán Figueroa

Ex secretario general ejecutivo de la ANUIES

Leer más ...

¿Constitución moral?

No hay cosa que pueda llamarse “Constitución moral” si ya existe la Constitución que es la “ley fundamental de un Estado, con rango superior al resto de las leyes, que define el régimen de los derechos y libertades de los ciudadanos y delimita los poderes e instituciones de la organización política”, tal como la define el diccionario de la lengua española. El Estado y el gobierno nada tienen que hacer en la soberanía del individuo. Una determinada moral, establecida por el poder político, llevaría a hacer realidad la distopía que George Orwell presenta en su novela 1984: El gobierno totalitario fuerza la voluntad del ciudadano hacia un pensamiento único; el Gran Hermano vigila y castiga, con sus Ministerios de la Verdad, del Amor y de la Paz, y con su Policía del Pensamiento. Conocemos el desenlace.

Leer más ...