Menu
Aprueba Consejo de Rectores del CUMex la Propuesta General del Plan de Trabajo 2019-2020

Aprueba Consejo de Rectores del CUM…

En el marco de la Primera...

Profesionales de Chile y Nayarit cursan posgrado de calidad en la UJAT

Profesionales de Chile y Nayarit cu…

Los profesionales chileno...

Días cálidos y secos sentirán los jaliscienses en lo que resta de febrero y marzo: investigadores de la UdeG

Días cálidos y secos sentirán los j…

Jalisco se verá afectado ...

Presentan proyecto internacional para preservación de lenguas en peligro de extinciónhtt en la UJAT

Presentan proyecto internacional pa…

Para celebrar el Día Inte...

Realiza FIM de la UABC e Index último taller del Diplomado para la Certificación en Ergonomía

Realiza FIM de la UABC e Index últi…

La Facultad de Ingeniería...

Culmina el Cuarto Festival Intercultural Indígena de UdeG en Tlaquepaque

Culmina el Cuarto Festival Intercul…

Urgen a que se trabaje en...

La UASLP recibió a José Antonio de la Peña, integrante del Colegio Nacional

La UASLP recibió a José Antonio de …

La construcción de un cal...

Crea IPN dispositivo para ingresar al automóvil con la voz

Crea IPN dispositivo para ingresar …

Ingresar al automóvil med...

Firman convenio la fundación Elena Poniatowska Amor y la Universidad del Claustro de Sor Juana

Firman convenio la fundación Elena …

La Universidad del Claust...

La facultad de Medicina de la UAS destaca la importancia de formar gericultistas

La facultad de Medicina de la UAS d…

Ante el aumento de person...

Prev Next

Fabulaciones (143)

Otro sexenio, otro programa de lectura

1. Cada sexenio México se reinventa a partir de cero. Nada tiene continuidad. Las obras y programas duran seis años. En la promoción y el fomento de la lectura no es la excepción: se arrumba lo que hicieron otros, y se anuncia, con altavoces, la buena nueva de que ¡ahora sí llegaron los que saben y que están como hachas! El pasado 27 de enero, con tambora y entre ¡vivas!, en Mocorito, Sinaloa, se hizo la presentación del nuevo programa de lectura que ahora se denominó “Estrategia Nacional de Lectura”. De la estrategia (“arte de dirigir un asunto para lograr el objeto deseado”) se dijo muy poco o casi nada, pero se enunciaron los “tres ejes rectores” que tendrá la “Estrategia”: “1°. Quién y cómo lee; 2°. La disponibilidad de lo que puede leer, y 3°. El atractivo que se puede sentir por la lectura”. (Los enunciados son textuales.)

Leer más ...

El opio de los intelectuales y la razón de Estado

1. Yerran quienes oponen, intelectualmente, a Octavio Paz y a José Revueltas, ambos de la misma generación (nacieron en 1914). Tenían visiones estéticas distintas, pero las mismas preocupaciones en relación con el poder, la ideología, las utopías y las incongruencias éticas y morales. En su libro Itinerario (FCE, 1993), Paz escribió:
“Nuestro siglo —y con el nuestro todos los siglos: nuestra historia entera— nos ha enfrentado a una cuestión que la razón moderna, desde el siglo XVIII, ha tratado inútilmente de esquivar. Esta cuestión es central y esencial: la presencia del mal entre los hombres. Una presencia ubicua, continua desde el principio del principio y que no depende de circunstancias externas sino de la intimidad humana. Salvo las religiones, ¿quién ha dicho algo que valga la pena sobre el mal? ¿Qué nos han dicho las filosofías y las ciencias? Para Platón y sus discípulos —también para San Agustín— el mal es la Nada, lo contrario del Ser. ¡Pero el planeta está lleno hasta los bordes de las obras y los actos de la Nada! Los diablos de Milton construyeron en un abrir y cerrar de ojos los maravillosos edificios del Pandemónium. ¿La nada es creadora? ¿La negación es hacedora? La crítica, que limpia las mentes de telarañas y que es el guía de la vida recta, ¿no es la hija de la negación? Es difícil responder a estas preguntas. No lo es decir que la sombra del mal mancha y anula todas las construcciones utópicas. El mal no es únicamente una noción metafísica o religiosa: es una realidad sensible, biológica, psicológica e histórica. El mal se toca, el mal duele”.

Leer más ...

El mayor riesgo del libro es la banalidad

En relación con la gran literatura, con muy buenas razones, Antón Chéjov pronosticó lo siguiente en 1900: “¡Cuando Tolstói muera todo se irá al cuerno!”. Y explicó: “Cuando la literatura tiene a Tolstói, es muy sencillo y agradable ser escritor; incluso resulta menos terrible reconocer que no has hecho nada y nunca lo harás, ya que Tolstói lo hace por todos. Su actividad justifica las esperanzas y aspiraciones que se ponen en la literatura. [...] Tolstói se mantiene firme, tiene una autoridad enorme y, mientras viva, el mal gusto literario, cualquier trivialidad, impertinente y lacrimógena, cualquier amor propio áspero y enfurecido estarán lejos y recluidos. Sólo su autoridad moral es capaz de mantener a cierta altura las así llamadas tendencias y estilos literarios. Sin él, sería un rebaño sin pastor o un embrollo muy difícil de deshacer”. Da tristeza saber que, ni siquiera en esto, se equivocó Chéjov.

Leer más ...

La cultura en la Cuarta Transfiguración

Con el arribo de López Obrador al poder, sus colaboradores (mimetizados con el transfigurado y revelado “como un personaje místico, un cruzado, un iluminado, un auténtico hijo laico de Dios y un servidor de la patria”: Muñoz Ledo dixit), compiten entre ellos para ver quién lo merece más y quién descubre mejor el agua tibia. Rotundos, seguros de sí, transfigurados también, como el propio Muñoz Ledo y otros más que han participado y se han beneficiado de partidos, gobiernos y regímenes de los que hoy abjuran como si nunca hubieran estado ahí, pero ¿no fue este mismo Porfirio el lisonjero que aduló “el valor moral y la lucidez histórica” del presidente Gustavo Díaz Ordaz, poco después de la matanza de estudiantes en 1968? (No es pregunta retórica; es confirmación histórica.)

Leer más ...

Evocación de Jorge Medina Viedas

Jorge Medina Viedas (1945-2018), fundador y animador de Campus, falleció la noche del pasado 28 de noviembre, en vísperas de la aparición del número 781 de este suplemento universitario con el cual celebramos dieciséis años de publicación ininterrumpida. Ya no lo vio impreso, pero su espíritu y su vocación de libertad están presentes en este hebdomadario cuyo propósito fue siempre la reflexión sobre la educación y sus retos y problemas en un país urgido no de escolarización, sino de educación.
Tuve la fortuna de compartir el último tramo de la vida de Jorge, y me sentí honrado de que, con trece años él más que yo, me considerase su amigo: Alguien con quien conversé no sólo sobre educación superior y periodismo, sobre política y vida social, sino también, y yo diría que especialmente, sobre literatura, pues fue un lector entusiasta y empedernido de esos que ya casi no hay porque la mayoría de las personas (incluso viejas) han cambiado la lectura de libros por la escritura de curiosidades y puerilidades en redes sociales.

Leer más ...

¿Constitución moral?

No hay cosa que pueda llamarse “Constitución moral” si ya existe la Constitución que es la “ley fundamental de un Estado, con rango superior al resto de las leyes, que define el régimen de los derechos y libertades de los ciudadanos y delimita los poderes e instituciones de la organización política”, tal como la define el diccionario de la lengua española. El Estado y el gobierno nada tienen que hacer en la soberanía del individuo. Una determinada moral, establecida por el poder político, llevaría a hacer realidad la distopía que George Orwell presenta en su novela 1984: El gobierno totalitario fuerza la voluntad del ciudadano hacia un pensamiento único; el Gran Hermano vigila y castiga, con sus Ministerios de la Verdad, del Amor y de la Paz, y con su Policía del Pensamiento. Conocemos el desenlace.

Leer más ...

Lectoescritura y redes sociales

Nos hemos acostumbrado a hablar de “red” y “redes sociales”, refiriéndonos siempre a la informática, a internet, a las tecnologías de información y comunicación, a tal grado que se nos olvida que las “redes sociales” ya estaban en nuestro mundo muchísimo antes de la llegada de internet, la llamada “red de redes” que no es otra cosa que el acrónimo de la International Network of Computers que designa a la red informática mundial formada por la conexión entre computadoras mediante un protocolo de comunicación.

Leer más ...

John Stuart Mill, mirones profesionales y prensa fifí

Para Gabriel Zaid; sin clamor popular

John Stuart Mill y la libertad de pensamiento
La crítica jamás le ha gustado al poder, independientemente del signo ideológico que tenga dicho poder. Ya sea de centro, de derecha o de izquierda, el poder identifica a la crítica con el ataque; la discrepancia, con el desacato a su autoridad. De hecho, en la política, la crítica no le gusta a nadie (¡pero menos aún al poder!) en tanto no la tenga a su servicio convertida en turiferaria, con lo cual deja de ser crítica para convertirse en adulación.

Leer más ...

José Vasconcelos en Piedras Negras

Hace unos días estuve en Sabinas, Coahuila, y pasé por Piedras Negras. Mien-tras viajaba, de Piedras Negras a Sabinas, recordé las apasionadas impresiones del impar José Vasconcelos (1882-1959) en las primeras páginas del Ulises criollo (1936). El niño José Vasconcelos vivió en Piedras Negras y estudió en Eagle Pass, Texas, Estados Unidos, entre 1888 y 1895, cuando su padre trabajó allá como empleado aduanal y con él se trasladó toda la familia.
José Joaquín Blanco, en Se llamaba Vasconcelos: Una evocación crítica (1977), escribe: “En 1888 la familia se trasladó de Sásabe [en Sonora] a Piedras Negras, un poblado mayor. Ahí prosperó rápidamente por los porcentajes que el padre ganaba sobre las multas al contrabando y los privilegios de zona libre de comercio internacional”. Y explica: “El puesto fronterizo mexicano en que trabajó su padre y residió su familia se convirtió para él en un símbolo obsesivo de la patria: un bastión pequeño e improvisado como única civilización en mitad del desierto”.

Leer más ...

Anecdotario epigramático

Nunca he llevado propiamente un diario, pero sí, a lo largo de los años, muchas libretas en las que anoto cosas leídas y vividas que, algunas veces, se transforman en textos más elaborados, pero que, otras tantas, se quedan en fragmentos. Ya publiqué, de hecho, en 2010, un tomito con esas menudencias, bajo el título explicativo Fragmentario parcial: Trazos de un diario trunco/ Parte de vida/ Casi aforismos (México, Ediciones del Ermitaño). Fragmentario parcial, porque no es total, sino tan solo una muestra de 160 brevedades. Mis libretas siguen recibiendo, en aluvión, esos sedimentos. Pedacería de espejo llamó a las suyas el gran Ricardo Garibay. Y esto es, exactamente: pedacería del reflejo de lo que somos. Como los cuadernos se llenan con textos que no irán más allá, de vez en cuando rescato algunos que pueden compartirse con los lectores. Es el caso de los siguientes.

Leer más ...