Menu
CUCosta, el plantel que oferta más licenciaturas en la UdeG

CUCosta, el plantel que oferta más …

La diversidad de planes d...

Aún sin atender, las causas de los movimientos indígenas armados: investigadora de la UAM

Aún sin atender, las causas de los …

La lucha de las comunidad...

Realizan presentación del proyecto Muro Verde en Campus Tijuana

Realizan presentación del proyecto …

Se inauguró la exposición...

Empresarios compartirán experiencia laboral con estudiantes de Manzanillo en la UdeC

Empresarios compartirán experiencia…

En días próximos se reanu...

Con magnos conciertos festeja la Tuna universitaria de la UABJO sus 53 años

Con magnos conciertos festeja la Tu…

Con la presentación de un...

Discuten en la UdeG sobre desaparición de clasificación clínica del Síndrome de Asperger

Discuten en la UdeG sobre desaparic…

En el marco de la celebra...

Impulsa la UAS una educación de calidad con compromiso social: Rector

Impulsa la UAS una educación de cal…

Como Entidad Promotora de...

Adiestrar el presente: una visión crítica de la realidad en la UAM

Adiestrar el presente: una visión c…

Adiestrar el presente, un...

Preside Elena Centeno de la UNAM García la Sociedad Geológica Mexicana A.C.

Preside Elena Centeno de la UNAM Ga…

Elena Centeno García, dir...

Estudiantes de Arqueología de la UASLP conocen actividades de culturas que habitaron Zacatecas

Estudiantes de Arqueología de la UA…

La Facultad de Ciencias S...

Prev Next

Fabulaciones (118)

La lectura de libros, ¿un vicio impune?

Para Gabriel Zaid, padre de lectores

Cuando ya hemos disfrutado de algo, vivir sin ello es posible, pero no recomendable. Más aún: es posible, pero nos resulta inaceptable. Es difícil vivir sin un bien que ya se ha experimentado, pues sentimos que su carencia nos torna incompletos. Es el caso de ciertos manjares, de acuerdo con nuestros particulares gustos, pero también los casos del cine, la música, el teatro, la danza, la pintura, las artes en general, y la lectura de libros en particular.
Cuando ya hemos gozado la lectura de un libro, especialmente intenso, particularmente conmovedor o perturbador, no nos conformamos con ese único libro y deseamos leer otros, para volver a vivir esa experiencia. Es el caso, por ejemplo, de nuestro descubrimiento de Crimen y castigo, de Dostoievski; Guerra y paz, de Tolstoi, o Por el camino de Swann, de Proust.

Leer más ...

El grito en el estadio: Homofobia, futbol y doble moral

Desde el punto de vista lingüístico, el epíteto “puto” no tiene necesariamente una connotación sexual. Es, sin duda, peyorativo, ofensivo, malsonante, insultante, pero no siempre homófobo. Obedece a deseducación e incultura y, en muchos casos, a machismo, pariente, eso sí, de la homofobia que es un problema de insensibilidad, irrespeto, falta de inteligencia y ausencia de empatía, como consecuencia de la deseducación y la incultura.
Analicemos el tema del léxico histórico y literario, más allá de prejuicios y predecibles conceptos ideológicos. En el capítulo decimotercero de la segunda parte del Quijote, Sancho Panza, escudero de don Quijote, mantiene conversación con el escudero del Caballero del Bosque, en tanto que éste y don Quijote hablan, aparte, de temas propios de caballeros andantes. Entrados en asuntos personales, refiere el escudero del Caballero del Bosque que él se ha propuesto dejar las borracherías (desatinos, disparates, extravagancias) de la escudería y retirarse a su aldea para criar a sus tres hijitos. Sancho encuentra la oportunidad de hablar de su prole y afirma: “Dos tengo yo, que se pueden presentar al Papa en persona, especialmente una muchacha a quien crío para condesa, si Dios fuere servido, aunque a pesar de su madre”. Pregunta entonces el interlocutor la edad de esa hija, y Sancho responde: “Quince años, dos más a menos, pero es tan grande como una lanza, y tan fresca como una mañana de abril, y tiene la fuerza de un ganapán”.

Leer más ...

Educación e internet en el testamento crítico de Umberto Eco

Umberto Eco (1932-2016), narrador, ensayista y semiólogo italiano, murió el 19 de febrero de 2016. Unos meses más tarde apareció su obra póstuma Pape Satán aleppe: una selección que él mismo preparó de los artículos que publicó en diarios italianos en los últimos tres lustros, específicamente entre 2000 y 2015.
En quinientas páginas, Eco llevó a cabo una antología de sus textos y sus ideas, sus filias y sus fobias, en relación con los la sociedad y sus creencias. Es un volumen que trata de política, educación, filosofía, religión, medios de comunicación, propaganda, libros, literatura, racismo, fanatismos y, muy especialmente, frivolidad y banalidad internáuticas, es decir incultura, mala educación o deseducación a través de internet y la televisión.

Leer más ...

Lectura y pasión crítica por la universidad

En su libro Pasión crítica por la universidad (Universidad Autónoma de Sinaloa, 2015), Jorge Medina Viedas, director de Campus, aborda en más de un ensayo temas relacionados con el libro y la lectura, tales como el libro y la universidad; la universidad, el libro y el humanismo, y el falso dilema de “leer o no leer”, entre otros. Debo decir que, en nuestras conversaciones, Jorge y yo hemos llegado a la inevitable conclusión de que así como las tabernas no pueden existir sin bebedores, las universidades no pueden existir (y no tienen razón de ser) sin lectores.

Leer más ...

Sociedad del espectáculo Vs. construcción del conocimiento

Una de las características de la crisis cultural y editorial es la del protagonismo. A la gente hoy le interesa la fama, no la obra; la notoriedad, no
la cultura. Los ámbitos literarios, artísticos, intelectuales, culturales y educativos, en general, incluido el de la academia, están llenos de “notables” que, para serlo, han perdido todo escrúpulo. Hay notables que se han hecho a fuerza de glosar, copiar, plagiar y tuitear, justamente porque saben que el currículo produce dinero. Lo que le interesa hoy a la gente, y no únicamente por cierto a los jóvenes, es “volverse viral”.

Leer más ...

La era del entretenimiento banal: La crisis del libro y la cultura

En el contexto de la semana del idioma celebrada en la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia, en Medellín, Colombia, y de la presentación oficial, en esta misma universidad, de la iniciativa Salón de la Palabra, una apuesta por la institucionalización de prácticas de lectura, escritura y oralidad desde una perspectiva humanística, entre el 24 y el 28 de abril fui invitado a participar en algunos conversatorios e impartí un par de conferencias. Una de éstas abordó el tema que desarrollo ahora en Campus.
Podemos tener una idea aproximada de la crisis por la que atraviesan hoy el libro y la cultura (y, junto con ellos, la educación) cuando, al revisar las listas de los libros más vendidos en el mundo, advertimos que el comercio global, en el capitalismo desbocado, ha uniformado a las personas del modo en que antes sólo era imaginable en las dictaduras ideológicas y, justamente, contra lo que pueda suponerse, esta uniformidad no es únicamente comercial, sino también ideológica y cultural.

Leer más ...

La lectura no es un asunto de supremacía moral

La lectura, como un simple tema coyuntural (cada 23 de abril en el mundo y cada 12 de noviembre en México), tiene mucho de discutible y de fingido. Me recuerda las celebraciones que se hacen a la mujer y a la madre, a quienes se les homenajea el 8 de marzo y el 10 de mayo, respectivamente, a cambio de ser olvidadas, relegadas, ignoradas o, lo que es peor, maltratadas y vejadas, en los demás días del año.
Si la mujer, la madre y la lectura son de veras tan importantes, como decimos, tendríamos que celebrarlas todos los días. La lectura tiene que dejar de ser un tema de oportunidad y de discurso oportunista para convertirse en una realidad cotidiana. Tiene que dejar de ser simplemente un tema para convertirse en un asunto de todos los días.

Leer más ...

Absurdos lingüísticos y gramaticales en la Constitución de “la” Ciudad de México

El primero en señalarlos fue el escritor, periodista y observador ciudadano Eduardo Mejía. Nos referimos a los absurdos idiomáticos de la denominada “Constitución Política de la Ciudad de México”. En su blog errataspuntocom explicó:
“En uno de sus ‘estudios de mujer’, de los que escribió varios, Balzac dice que los polacos defienden las tan escasas vocales de su vocabulario. Eso no lo tomó en cuenta el ‘jefe’ de ‘gobierno’ cuando decidió, sin motivo alguno, suprimir las siete vocales de Ciudad de México y las seis de Distrito Federal para que gesticulemos y gruñamos un impronunciable CDMX que no sabemos si reporte beneficios, porque más que nombre parece logotipo con derechos de autor. De una vez se lo decimos: no acataremos esa orden absurda”.

Leer más ...

Incultura, libros, negocio y Trump

En un sentido ideal, todos los oficios necesarios para el bien social son buenos. Ésta es verdad de Perogrullo porque admite también la lectura inversa sin alterar su conclusión: todos los oficios positivos son necesarios para el bien social. Siendo así, tan necesario es el arquitecto como el carpintero, tan necesario el médico como el sepulturero.
Lo anómalo es cuando, por ejemplo, el sepulturero, para tener trabajo, asume también el nefasto negocio de proveer los difuntos. Sepulturero y matón. Es un ejemplo extremo y, por fortuna, hipotético, pero que sirve muy bien para ilustrar la contraposición o incongruencia de las acciones. Algo así como si el fabricante de muletas se encargara también de quebrar piernas para mantener su empresa. En relación con esta forma esquizofrénica de comportamiento puede incluso ejemplificarse con la filantropía. Se atribuye al poeta y lexicógrafo español Juan de Iriarte y Cisneros el siguiente y devastador epigrama compuesto en el siglo XVIII: “El señor don Juan de Robres,/ con caridad sin igual,/ hizo este santo hospital.../ y también hizo los pobres”.

Leer más ...

La realidad y la lectura frente al hombre-libro

Aunque existe la práctica de la lectura en grupo, generalmente en voz alta, la lectura es un ejercicio individual e íntimo las más de las veces. Y, sin embargo, es evidente que la denominada promoción de la lectura solo puede entenderse dentro de un contexto social amplio.
No hay lector, por individualista que sea, por sectario que parezca, que no participe socialmente en la adquisición y la comunicación de lo leído, incluso si ha llegado a la lectura sin guía o sin mediador.
Un lector autista es lo menos parecido a un lector, porque la lectura nos hace participar de una historia, de una tradición, de una forma de ver el mundo e incluso de ciertos rituales adquiridos, heredados, que no solemos cuestionar o poner en duda.

Leer más ...

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV