Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Fabulaciones (133)

Promoción y fomento de la lectura: Incluir desde el discurso

Incluir es poner algo dentro de otra cosa o dentro de sus límites, según la definición del diccionario de la lengua española. Inclusión es, por ello, la acción y el efecto de incluir. De ahí el adjetivo “inclusivo”: que incluye o tiene la virtud y la capacidad para incluir algo.
Pero si hablamos de inclusión es forzoso que hablemos también de su contraparte: la exclusión. El verbo excluir denota, en primera acepción, quitar a alguien o algo de un lugar. De ahí el adjetivo “exclusivo”: que excluye o tiene fuerza para excluir. Y, como sabemos, “exclusión” es la acción y el efecto de excluir. Y “excluyente” es el adjetivo que significa “que excluye”, “deja fuera” o “rechaza”.

Leer más ...

El gran lector Jorge Luis Borges

En algunas semanas comenzará a circular bajo el sello de Ediciones B mi libro Leer bajo su propio riesgo: Mitos y realidades del hábito de leer. Comparto en estas páginas de Campus el siguiente texto de la sección “Lectores egregios” (que incluye ensayos sobre Borges, Cervantes, Fuentes, Rulfo, Pacheco, Hesse y otros más), en el que describo y examino la vocación del gran lector Jorge Luis Borges, quien como escritor legó a la cultura universal una obra literaria de primer orden.
Hablar del Borges lector es prácticamente un pleonasmo; una candorosa obviedad, más que una simple redundancia, pues cualquiera que tenga una experiencia media de lectura sabe muy bien cuál fue la famosa divisa del gran escritor argentino y universal: “Que otros se jacten de las páginas que han escrito;/ a mí me enorgullecen las que he leído”.

Leer más ...

La secularización del libro y la lectura

En el capítulo 59 de la segunda parte del Quijote, Cervantes pone a escuchar al protagonista de su obra maestra el curioso diálogo que sostienen, en un aposento contiguo, dos hombres (don Juan y don Jerónimo), a propósito de la lectura de esa misma segunda parte de la novela. En la venta donde se hospedan, sin sospechar siquiera que del otro lado de la pared los escuchan don Quijote y Sancho, el tal don Juan propone a su compañero que, en tanto está la cena, lean otro capítulo de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha.
Don Jerónimo alienta la siguiente objeción: “¿Para qué quiere vuesa merced, señor don Juan, que leamos estos disparates, si el que hubiere leído la primera parte de la historia de Don Quijote de la Mancha no es posible que pueda tener gusto en leer esta Segunda?” A lo cual don Juan responde: “Con todo eso, será bien leerla, pues no hay libro tan malo que no tenga alguna cosa buena”. Como muchos saben, esta última frase no es original de Cervantes sino que se atribuye a Plinio el Viejo, en la forma cuasitextual “no hay libro, por malo que sea, que no contenga algo aprovechable”. Dicho aforismo se transforma en el apotegma contemporáneo del escritor alemán Günter Grass, según el cual, con sentido común un tanto tautológico, “incluso los libros malos son libros y, por lo tanto, sagrados”.

Leer más ...

Octavio Paz para los alumnos de secundaria

Con un tiraje de un millón setecientos mil ejemplares, la Secretaría de Educación Pública, a través de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), ha publicado la antología Palabras en espiral (SEP, México, 2014), de Octavio Paz, destinada a los alumnos del tercer grado de secundaria, como parte de las celebraciones del centenario natal del gran escritor mexicano.
Las palabras de presentación no pueden ser más elocuentes y directas. Le dicen al alumno: “Tienes en tus manos un libro que te acercará a la vida y a la obra de uno de los grandes escritores mexicanos del siglo XX. La Secretaría de Educación Pública ha querido hacerte este regalo ahora que terminas la secundaria para que tengas un recuerdo de tu paso por la educación básica; un libro para ti con textos de gran calidad literaria que contienen las ideas y la imaginación de un hombre que este año de tu graduación de secundaria cumpliría cien años. Puede ser éste el libro que te convierta en un lector para toda la vida, si no lo eres todavía”.

Leer más ...

Problemas de educación y lectura

A  partir de algunas preguntas que me formuló una estudiante que realiza su tesis en torno al tema educación y lectura en los niveles básico y secundario, comparto con los lectores algunas notas al respecto.
Entre los principales problemas de la educación básica y secundaria en México, uno de los más graves es que, desde hace mucho tiempo, enseña a memorizar pero no incentiva el pensamiento autónomo. Se trata de una educación que, además, se esmera en abstracciones y sólo marginalmente remite a los estudiantes a la realidad. Si a ello le sumamos que es, también, una educación casi carente de placer, es obvio que también sea una educación ajena a la lectura placentera.

Leer más ...

Lectura: la cantidad como medida y los spots como fracaso

Hermann Hesse escribió con sabiduría: “Los libros no están ahí para hacer aún menos independientes a las personas dependientes, y tampoco para proporcionar una vida ficticia y barata a las personas incapacitadas para la vida. Todo lo contrario: los libros solo tienen valor cuando conducen a la vida y la sirven y le son útiles, y cada hora de lectura que no produce al lector una chispa de fuerza, un presagio de rejuvenecimiento, un aliento de nueva frescura, es tiempo desperdiciado”.
En efecto, podemos leer libro tras libro, novela tras novela, y podemos acumular cientos y acaso miles de lecturas (hay quienes se angustian porque no pueden agotar la oferta de las mesas de novedades: los libros en boga de los que habla el mundillo “culto”), pero la lectura que no transforma nuestra existencia —y que solo nos vuelve termitas alimentadas de papel— para lo único que sirve es para ostentar que leemos muchos libros y, con ello, impresionar a las visitas, pero no mucho más.

Leer más ...

Ruido, burocracia y retórica en los programas de lectura

Al anunciarse el 34 Congreso Internacional de IBBY (International Board on Books for Young People), que se realizará en la ciudad de México del 10 al 13 de septiembre del presente año, el presidente del consejo de la asociación civil A Leer/IBBY México, Bruno Newman, puso el acento donde debía y manifestó lo que ninguna institución oficial ha reconocido de manera realista y franca.
En materia de lectura, dijo Newman, “no se ha logrado instrumentar una estrategia exitosa, que tenga los alcances que se necesitan a nivel nacional para que se experimente la lectura de una manera gozosa. Las campañas que califican a la lectura simplemente como divertida la vacían de contenido, y las que sugieren leer una determinada cantidad de tiempo al día la convierten en una tarea”. (MILENIO, Jesús Alejo Santiago, 14 de mayo de 2014, página 36.)

Leer más ...

El tesoro de leer y la Red Internacional de Universidades Lectoras

El 29 de abril de 2014 se celebró, por vez primera, el Día Internacional de la Lectura Universitaria, iniciativa sur-gida en el seno de la Red Internacional de Universidades Lectoras (RIUL) con el propósito de “promover la lectura y la escritura en el ámbito universitario y, por extensión, en todos sus entornos, así como coordinar las políticas de lectura en colaboración con los diferentes agentes sociales, culturales y económicos”.    Cabe señalar que, de acuerdo con la declaración de principios de la RIUL, “la idea de la Red de Universidades Lectoras surgió en noviembre de 2006 después de la celebración en Badajoz del I Simposio Internacional de Universidades Lectoras, coorganizado por las Universidades de Extremadura, Sevilla y Alicante”. Posteriormente, pero casi de inmediato, se fueron adhiriendo decenas de universidades (entre ellas, algunas de México) “con el objetivo básico de potenciar el papel de la lectura y la escritura en la universidad, no sólo como herramientas de trabajo (la llamada ‘alfabetización académica’) sino como vehículo de promoción integral del universitario”.

Leer más ...

La importancia de la familia en la adquisición del gusto por la lectura

La familia es un ámbito de permanente interacción entre sus integrantes, y cuando los padres leen ponen un ejemplo decisivo en sus hijos; más aún cuando les leen desde muy pequeños y les muestran que leer no es una obligación sino una felicidad.
Esto es verdad, sin duda. Lo malo es que nuestra sociedad está atrapada en la escolarización desapasionada; ni siquiera en la educación técnica, sino simplemente en la escolarización que se reduce a cumplir obligaciones y escalar etapas hasta conseguir el título profesional si es que antes no se deserta.
Al estar atrapados en la escolarización, lo normal es que los padres se sientan en la obligación de obligar ellos mismos a sus hijos a hacer los deberes, pero no en la responsabilidad de leer con ellos, es decir de compartir un placer culposo que, por lo demás, no es redituable desde un punto de vista práctico. ¿Leer? ¡Mejor ponte a hacer la tarea!
Hijos de la escolarización sin placer, los padres, en general, son no lectores o muy poco lectores, y, por esa misma precariedad de lectura, no pueden transmitir en sus hijos una pasión (la de la cultura escrita) que ellos no poseen. Creen por supuesto, y así lo dicen y aun lo enfatizan, que sus hijos deben leer, pero no para que disfruten nada, sino para “aprender” y conseguir buenas calificaciones. Un padre de familia generalmente no se preocupa si su hijo no es lector (del mismo modo que él no lo es) en tanto obtenga buenas calificaciones y consiga superar los cursos y avanzar en su “educación”. Es cuando podemos entender plenamente el sentido de la muy famosa frase sarcástica de George Bernard Shaw: “Desde muy niño tuve que interrumpir mi educación para ir a la escuela”.

Leer más ...

El cuento inolvidable que nos hace amar la lectura

En estos días ha comenzado a circular, bajo el sello de Ediciones B, mi antología Cuentos inolvidables para amar la lectura (2014), un libro que no oculta su espíritu pedagógico, pues a lo largo de más de trescientas páginas busca acompañar a los lectores (sobre todo adolescente y jóvenes) para que abreven en ficciones universales que pueden fascinarles y, en consecuencia, ayudarles a amar la lectura. Cuentos de Poe, Chéjov, Tolstoi, Quiroga, Lovecraft, Gógol, Kafka, Pardo Bazán, Hoffmann y otros grandes cuentistas, hasta completar, veinticinco, pueblan las páginas de esta antología de la que comparto un breve fragmento del prólogo.
Horacio Quiroga, gran cuentista y excelente novelista, escribió con algo de humor que “un cuento es una novela depurada de ripios” y que “en un cuento bien logrado, las tres primeras líneas tienen casi la importancia de las tres últimas”. Sean o no verdades absolutas para el género, lo que no admite duda es que el cuento, es decir la narración breve de carácter literario, es uno de los géneros más importantes de que dispone la humanidad desde hace mucho tiempo. El diccionario lo define como la narración corta, generalmente en prosa, de carácter fantástico, ideada para entretener o para producir una impresión rápida y llamativa.

Leer más ...