Menu
Realizan foro sobre mecanismos de seguimiento a egresados en la UdeC

Realizan foro sobre mecanismos de s…

La Dirección General de V...

Dan bienvenida a alumnos del programa de Educación Sustentable para Adultos Mayores de la UABC

Dan bienvenida a alumnos del progra…

El doctor Héctor Jaime Ma...

Microalgas, útiles para resolver necesidades ambientales y de alimentación: Académica de la UAM

Microalgas, útiles para resolver ne…

México registra más de 10...

Literatura de Rulfo, más vigente que nunca ante la violencia que azota al país: Juan Villoro en la UdeG

Literatura de Rulfo, más vigente qu…

“Me has dado la Biblia”, ...

Buscan científicos de la UdeC incrementar seguridad en playas de Manzanillo

Buscan científicos de la UdeC incre…

La Universidad de Colima ...

Cumple 40 años la Facultad de Ciencias de la UABC

Cumple 40 años la Facultad de Cienc…

La Vicerrectora del Campu...

Mitos y falsedades en torno al aborto impiden su aprobación en todo el país: coloquio en la  UAM

Mitos y falsedades en torno al abor…

Más de 47 mil mujeres en ...

Comunidad universitaria de la UdeG se manifiesta en contra de los feminicidios en el país

Comunidad universitaria de la UdeG …

Más de 150 integrantes de...

Transgénico, el 90 por ciento del maíz de las tortillas en méxico: académica de la UNAM

Transgénico, el 90 por ciento del m…

El 90.4 por ciento de las...

Concientizar, clave para temprana identificación y atención del Alzheimer: Especialista de la UASLP

Concientizar, clave para temprana i…

En el marco del mes mundi...

Prev Next

Artículo

Movilidad estudiantil: ¿Qué podemos aprender de Brasil?

Es por mucho la apuesta más ambiciosa de América Latina en materia de movilidad estudiantil. En los últimos cuatro años, el programa Ciencia sin Fronteras, del gobierno federal brasileño, ha mandado a más de 100 mil habitantes a estudiar en algunas de las mejores universidades de Estados Unidos, Europa y Asia. El costo ha sido de unos 3.7 mil millones de reales (18 mil millones de pesos).  Y en 2014, se anunció la meta de enviar otros 100 mil estudiantes para 2018, aunque esa cifra queda en entredicho por la crisis económica que actualmente enfrenta Brasil.
Para poner en contexto la magnitud del programa, en 2010, apenas 5 mil brasileños recibieron becas para estudiar en el extranjero. A su vez, la cifra alcanzada es mayor que el total de mexicanos becados para estudiar en el extranjero en los 45 años de Conacyt—organismo que ha sido referente para la región latinoamericana en materia de movilidad estudiantil. Entre 1971 y 2001, Conacyt reportó haber otorgado un total de 100 mil becas, la vasta mayoría nacionales (Alejandro Canales Sánchez, “Las cifras de becarios en el extranjero”, Campus Milenio, Núm 86, 24 de junio, 2004). Desde ese entonces, el número anual de becas para mexicanos en el extranjero ha variado entre 2,200 y 4,500, según cifras de Conacyt.
Es en ese contexto que Brasil rebasó a México por primera vez el año pasado en el número de estudiantes inscritos en universidades en Estados Unidos; el país sudamericano se colocó en 6º lugar con 23,675 estudiantes en 2015, mientras México quedó en 10º lugar, con 17,052, según el último reporte Open Doors, del Institute for International Education. De hecho, Brasil fue el país que más aumentó la presencia de sus estudiantes en Estados Unidos, con un incremento de 78 por ciento, debido a la nueva política de becas.

Leer más ...

¿Estamos obsesionados con los ranking?

 No hay duda que los ranking se han convertido en una parte significativa del panorama de la educación superior en los ámbitos local y global. En este escenario, los ranking han crecido en importancia y han proliferado de maneras inimaginables toda vez que la comercialización de los mismos ha llevado a un alto grado de sofisticación de las compañías y organizaciones que se dedican a su elaboración y difusión. Hoy en día es evidente que los ranking juegan un papel no menor en contribuir a formar opiniones de los actuales y futuros estudiantes, padres de familia, empleadores y gobierno, en torno a la calidad de las instituciones de educación superior.

Leer más ...

La internacionalización académica también cuesta

A partir de considerar que la internacionalización de la educación define políticas, estrategias y sistemas institucionales, a través de las cuales se enfrentan los desafíos económicos, tecnológicos y culturales impuestos por la globalización, se confirman la universalidad y el valor del conocimiento.
La universalidad del saber, como el saber mismo, son una obra humana forjadas a lo largo de la historia. Para su transferencia de generación a generación, de individuo a individuo, en forma oral o escrita, ha contado con diversos instrumentos tecnológicos como los medios de comunicación, los medios de transporte, el libro, entre otros, considerando a éste último en un lugar preferente entre las herramientas del saber.

Leer más ...

La universidad Intercultural y el plan de desarrollo de Michoacán

La elaboración, en curso, del Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán, 2015-2021, ofrece la oportunidad de reflexionar sobre la situación actual del desarrollo en México, en general, y no solamente acerca de la situación social y económica de la entidad.
Una pregunta fundamental que merece debida respuesta en este proceso y documento de planeación es: ¿por qué Michoacán se encuentra en las últimas posiciones de la tabla de clasificación del desarrollo humano nacional? Esto es, cuando se le compara en base a los índices y parámetros nacionales e internacionales de educación, salud, ingreso per cápita, empleo, entre otros.

Leer más ...

Impulsa Chile educación superior competitiva y gratuita

Unos 180 mil chilenos de los sectores más pobres asistirán de forma gratuita a la universidad en este año, en la primera fase de la reforma educativa promulgada por la presidenta Michelle Bachelet. La reforma, que aún no ha sido aprobada en su totalidad por el congreso chileno, incluye otras medidas que buscan hacer más igualitario y competitivo al sistema educativo del país. También introduce un sistema de Carrera Magisterial, que condiciona el sueldo de los profesores a su rendimiento en evaluaciones periódicas (¿suena familiar?). Sin embargo, la meta central de la reforma es lograr que todo chileno que quiera pueda estudiar gratis para el año 2020.
Como primer paso, la llamada Ley Corta de Gratuidad fue aprobada por el congreso chileno por casi unanimidad el pasado 23 de diciembre. Tomará efecto en marzo, cuando inicia el nuevo semestre escolar. Los beneficiarios—que representan 27 por ciento de los 650 mil universitarios del país—provendrán del 50 por ciento más pobre—con ingresos familiares per cápita de menos de 220 dólares. Deben estar inscritos en una de las 25 universidades tradicionales, la mayoría de ellas públicas, y algunas otras que cuentan con la acreditación del gobierno (los institutos técnicos y algunas universidades privadas aún no entran en la ley).

Leer más ...

Universidad intercultural y la salud de los pueblos indígenas

Para el estudio de la medicina, en general, así como de la antropología y sociología médicas, en particular, es importante comprender las conexiones o encadenamientos sociales y económicos de causa-efecto con impacto en la salud. Esto es, comprender no solo la operación de los mecanismos epidemiológicos y de transmisión de vectores derivados de la insalubridad; o los relacionados con el ciclo vital del nexo de la pobreza, la desnutrición y la enfermedad. También es importante considerar los nexos de la degradación medioambiental, y de la extinción de la biodiversidad, en el entendimiento de las condiciones que conducen a la pérdida de la seguridad alimentaria familiar, al deterioro de la salud, y a la reducción del bienestar de las poblaciones urbanas y rurales.

Leer más ...

La escuela Federal Tipo y una historia de policías y ladrones

A Emilio Chuayffet Chemor

Siempre hay un momento de la niñez en el que la puerta se abre y deja entrar al futuro”. La frase pertenece a libro El poder y la gloria, de Graham Greene, la cual convirtió en uno de los epígrafes de las Memorias, Hitch 22, el difunto y admirado Christopher Hitchens.
Aquella bien puede ser una derivación realista de “infancia es destino”.
Todo tiene un “principio definido”, es lo que nos quiere decir Hitchens, para quien quiera aceptarlo o no,  según la ontología de cada quién. Si uno quiere hacerlo y correr el riesgo de buscar ese “principio”, no es extraño que se encuentre en los recuerdos que quedan vivos en la memoria, el origen de aquello que nos dice el porqué de ciertas conductas o la razón  de determinados sentimientos.

Leer más ...

Educación Superior Indígena en Michoacán: Diagnóstico y Renovación

Como parte de la consulta ciudadana que se realiza actualmente para la formulación del Plan de Desarrollo Integral de Michoacán, México (2015-2021), es necesario que se defina un nuevo “modelo de desarrollo”, acorde a las realidades de la entidad. La configuración de este nuevo modelo —prototipo potencial de transformación estructural incluyente entre los sectores de la economía, comprendiendo innovación tecnológica, inversión social-cum-desarrollo de capacidades locales, y gobernabilidad institucional, en general, además de planificación territorial y gestión racional de los recursos naturales—, es una acción fundamental para la erradicación definitiva de las manifestaciones más severas de desempleo, pobreza, desnutrición, ignorancia, hacinamiento, y desigualdad en los ámbitos urbanos y rurales de la entidad.

Leer más ...

La mitomanía como base de la planeación educativa

Parece no haber duda en este país de que quienes son responsables de importantes decisiones fijan sus posiciones desde el confort de sus creencias personales. Esto, junto con la información que pudieran allegarse, no siempre diferenciada de la mancilla de la buena fe de los demás, era el sustento de la racionalización de sus decisiones cuando no había más.
Sin embargo, desde hace tiempo es posible que las decisiones se sustenten en información basada en conocimiento factual, en contraposición a aquello que se fundamenta exclusivamente en presuposiciones o, más aún, en sospechas meramente imaginarias.
Desafortunadamente, no es el caso en dos espacios de enorme trascendencia social: la política y la academia. Haré referencia exclusivamente al segundo, espacio en el que me desempeño profesionalmente.
He realizado investigación sobre la educación superior y media superior hace más de 20 años. En este tiempo las creencias y sospechas sin fundamento que escuchaba antaño han permanecido incólumes.
Un ejemplo, hace años algún funcionario que devino rector accedió a  investigar sobre los exámenes extraordinarios, porque, según él, no eran más que refugio de flojos y solo servían para hacer el caldo gordo a quienes no asumían responsabilidad en el momento adecuado. Contrario a una creencia ampliamente compartida, la investigación arrojó que estos exámenes son mayoritariamente empleados por aquellos estudiantes que buscan transitar rápido por el currículo. Afortunadamente la propuesta fue archivada. Pero no la idea.
Después de muchos años en el mundo de la investigación educativa encuentro que, como éste, hay infinidad de casos. El agravante, que con ello se realiza política y planeación educativa. No debiera, pues, sorprender el estado en que se encuentra la educación, ni tampoco que las medidas que se instrumentan no rindan los resultados deseados.
 Hay, sin duda, asuntos cuya complejidad causal vuelve extremadamente difícil incidir sobre su curso. Pero hay aspectos factuales que a pesar de que las evidencias están a la vista o, cuando menos, son fáciles de desvelar, creencias, prejuicios o certezas no comprobadas hacen que se asuman como verdades a priori o axiomas fundamentales de la política educativa.
Uno de estos asuntos, que ocupa el eje de esta contribución, es el relativo a la saturación de las profesiones y el estudio asociado de sus carreras académicas.
Por alguna razón, no fundamentada sólidamente, para muchos funcionarios y representantes de instituciones educativas o afines, la estructura disciplinaria del mercado laboral profesional y la academia asociada, está distorsionada, en el mejor caso. O mal, en el caso extremo y debiera ser otra.
Se insiste permanentemente en la necesidad de modificarla. Las medidas adoptadas para ello, por fortuna, son fundamentalmente de carácter discursivo – disuasivo.
Hay para quien, como la directora de orientación educativa de la Dirección General de Orientación y Servicios Educativos de la UNAM, este fenómeno resulta de la falta de información de los estudiantes del bachillerato de las opciones educativas que ofrece la máxima casa de estudios y todas las instituciones superiores del país y, podría agregarse, del mundo. Para ella, el problema es mundial. El mundo comparte un serio problema, sus estudiantes de nivel superior adolecen de desinformación generalizada respecto de las opciones educativas existentes. Para superarlo propone “procesos de motivación”. Para ella, el hecho de que 65 por ciento de la matrícula y de la demanda por educación superior se concentre en 15 carreras es una distorsión que amerita ser corregida.
En la UNAM, 60  por ciento de solicitantes a estudios superiores demandan ingreso a 13 carreras: médico cirujano, derecho, sicología, administración, arquitectura, ciencias de la comunicación y periodismo, contaduría, relaciones internacionales, pedagogía, ciencias políticas y administración pública, enfermería, cirujano dentista y medicina veterinaria y zootecnia.
No es claro si concentración es saturación, pero, en cualquier caso, la estructura vigente requiere modificarse, según muchos de los interesados en la educación superior.

Licenciaturas y sus campos laborales
La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), máximo organismo cúpula de estas instituciones, auspició y avaló un estudio que define la existencia de licenciaturas saturadas como aquellas que representan campos laborales profesionales en los cuales la demanda de profesionales es inferior a la oferta. El número de éstas no es menor. Hay 41 licenciaturas con estas características. Por supuesto, aquí se encuentran las que menciona la funcionaria de la UNAM.
En este segundo caso el concepto de saturación difiere del anterior. Está asociado al equilibrio de empleo en el mercado laboral. A diferencia del primero, donde saturación es sinónimo de concentración.
La diferencia no es menor. El primer caso está desvinculado de cualquier referencia relevante. Simplemente se considera que hay demasiado de algunos y pocos de otros. No gusta la estructura de la demanda. No hay referente. Por supuesto el diagnóstico, como se propone, no puede ser más que falta de motivación adecuada. La historia es vieja. Supongo que han hecho todos los esfuerzos motivacionales para modificarla. La estructura permanece incólume, sin menoscabo.
El segundo caso tiene vínculos empíricos con la economía. No les preocupa la relación estructural disciplinaria per se. El referente es el mercado laboral y su condición de equilibrio. Con las dinámicas de los participantes procuran pensar las mejores condiciones para asegurar el equilibrio. En general, su propuesta de acción es mala. Como no pueden acicatear la actividad económica proponen, à la Malthus, se frene la producción de profesionales.
Al primero de los casos podemos llamarlo de “saturación estructural”. Al segundo, “saturación de mercado”.
Los proponentes de la saturación estructural, buscan que los demandantes de educación superior se inclinen hacia disciplinas y carreras nuevas y/o de baja demanda. Parecen ignorar que, desde esta perspectiva de estructura disciplinaria, México no se diferencia mayormente del resto del mundo (oh sorpresa!), por un lado. Al contrario, para aquellos que quisieran más peso relativo de quienes optan por opciones de carácter técnico, es posible decir que, por ejemplo, México tiene porcentualmente más estudiantes inscritos en ingenierías y computación que Corea. También tiene menos humanistas que éste país.
Partir de no confiar en la decisión que toman los estudiantes al seleccionar carrera parece un error de principio. Se menciona también, desde esta posición, que no debe la educación someterse a las señales del mercado. Posición radicalmente opuesta a los defensores de la saturación de mercado, quienes toman las señales del mercado como elemento determinante de las decisiones a seguir.
Dejaremos para otra ocasión a los proponentes de la saturación de mercado. Para el caso de la saturación estructural tomaremos sus propios elementos para refutarla.
A continuación se presenta un cuadro construido con información que ofrece la propia Dirección General de Orientación y Servicios Educativos. Se listaron tanto las carreras más demandadas como algunas de menor demanda, con el fin de entender alguna razón que sustente la propuesta de distorsión estructural que argumentan.
Se asocia a las carreras la situación laboral de los egresados de las mismas, en el entendido de que la saturación que mencionan (demasiados demandantes en alguna carrera) debiera verse reflejada en dificultades relacionadas con su condición de empleo.
No sorprende que, con la excepción de Ciencia Política, todas las demás carreras están asociadas con mercados profesionales de gran tamaño. Podría argumentarse que ese gran tamaño es base de saturación (ya hay muchos). Sin embargo, para infortunio de aquellos que argumentan que existen demasiados administradores, contadores o abogados. O también, muchos psicólogos o comunicadores, estas son las profesiones cuyos mercados generan la mayor cantidad de empleos. ¿Puede entonces llamar a sorpresa que tengan las dimensiones de demanda que se observan?

Demanda y empleo
Es así que la información que nos presenta esta dirección de la UNAM no haga más que corroborar lo dicho. De los egresados de las carreras con mayor demanda de ingreso los correspondientes a Contaduría son quienes presentan mayor nivel de empleo, seguido de administración. No se diga de aquellos que cursan enfermería.
Más notable aún es el dato de aquellos que laboran fuera del campo de la disciplina que estudiaron. Poquísimos. De estos datos se puede inferir que hay una mínima cantidad de administradores, contadores o abogados que conducen un taxi porque no encuentran empleo en el campo de su profesión. Por el momento no está a discusión el tipo de empleo o las labores que se desempeñan en el mismo. Están en su campo.
Contadores, administradores, arquitectos, comunicadores se desempeñan fundamentalmente en el sector privado. No así los abogados y las enfermeras (enfermeros). Pocos están buscando trabajo (no se sabe si desempleados o no).
Donde se corre riesgo de no encontrar empleo o subempleo o desempeñarse en campos distintos al que se estudió es en carreras científico técnicas como las listadas con menor demanda. Aquellas a las que se quiere empujar a los estudiantes, por el simple hecho —según funcionarios— de tener baja demanda.
¿Será así?

José Rangel

Leer más ...

El caso de Patten: De la ética y la educación

Chris Patten, quien es una de las figuras del conservadurismo inglés y el último gobernador de Hong Kong, comentó alguna vez que de los miles de visitantes a la mansión donde vivía y que era atendida por mucho personal en aquel país, Margaret Thatcher era la única que tendía la cama.
Y respecto de la educación, el político conservador, ex rector de la Universidad de Oxford, dijo también que no se debe pensar en la Universidad en términos utilitarios, sino como una institución fundamental para  conformar sociedades libres y abiertas. El humanismo   nos enseña las claves de la vida y la muerte: el arte, a amar a Ella Fitzgerald y a Mozart, a leer a Cervantes y a Dickens… además, dijo, es un error centrarse en la utilidad y no en las vocaciones.

Información de El País Semanal .

Leer más ...

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV