Menu
Otorga UABC grado de Doctor Honoris Causa a Carlos Pallán Figueroa

Otorga UABC grado de Doctor Honoris…

La Universidad Autónoma d...

Firman UdeC y Tecnológico de Colima convenio general de colaboración

Firman UdeC y Tecnológico de Colima…

El rector de la Universid...

CUValles de la UdeG impulsa la innovación en la enseñanza

CUValles de la UdeG impulsa la inno…

La innovación tecnológica...

México debe colocar a la cultura como su centro vital contra la precarización: investigador de la UAM

México debe colocar a la cultura co…

México vive una situación...

Presenta rector protocolos de seguridad en la UdeC

Presenta rector protocolos de segur…

Ante funcionarios y direc...

Atiende UdeG a mujeres con depresión durante el embarazo y en el posparto

Atiende UdeG a mujeres con depresió…

Una de cada 10 mujeres em...

Urge rector de la UNAM a rectores de Iberoamérica a elevar cobertura educativa en la región

Urge rector de la UNAM a rectores d…

La educación es un motor ...

Empleo digno y bien remunerado, gran reto para México: especialista de la UAM

Empleo digno y bien remunerado, gra…

La creación de empleo dig...

Recibe FCM de la UABC visita de autoridades de la Secretaría de Marina

Recibe FCM de la UABC visita de aut…

La Facultad de Ciencias M...

Acuerdo salarial conjura huelga en la UJAT

Acuerdo salarial conjura huelga en …

Con el consenso de la bas...

Prev Next

Opinión

Cultura institucional y cambio universitario

Algunos investigadores del campo tenemos acuerdo sobre la necesidad de hacer cambios en las universidades públicas para que cumplan mejor sus funciones académicas y sociales. Con tal propósito, es menester resaltar la cultura institucional, sobre la cual se funda la visión del cambio del modelo académico, político y organizativo de las universidades. Las reformas institucionales, por su parte, teóricamente al menos, producen un cambio en la cultura de la institución universitaria.

Leer más ...

¿Cuándo la autonomía y la corrección del PND?

El pasado 20 de mayo, cuando el gobierno federal presentó el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018, causó relativa sorpresa la relevancia concedida a la prueba Enlace (Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares), como principal instrumento de evaluación, así como la meta autoimpuesta en materia de cobertura en educación media superior y superior.

Leer más ...

Brasil en la hora actual /1

Todo empezó dos semanas antes de que iniciara la llamada Copa de Confederaciones de Futbol, cuando las líneas de autobuses de Sao Paulo incrementaron en 20 centavos el precio del pasaje que ya era de tres reales. Lo mismo sucedió en otras partes del Brasil. Era un mero ajuste normal dentro de la modificación periódica de tarifas en un país donde el salario mínimo asciende a 670 reales (un dólar equivale a 2.20 reales). No había nubarrones mayores en el horizonte político nacional, si acaso algunas preocupaciones para la Presidencia de la República, localizadas en el ámbito de la economía: evolución del crecimiento económico menor al esperado, una inflación más elevada que la prevista y una desvalorización de la moneda que, aunque fuese la más alta en los últimos cinco años, no alcanza proporciones de emergencia o cosa parecida; inclusive, para el sector exportador tal circunstancia es vista como una ventaja. En fin, tudo bem, como decían la mayor parte de los analistas sobre la situación que vivía el país hasta esos primeros días de junio.
De repente, cambiaron las cosas. A semejanza de lo acontecido el año pasado con la Primavera Arabe (principalmente en Túnez), o con los indignados europeos, (notadamente en Portugal), hubo una gota que derramó el vaso: en el caso de Brasil fue el incremento en los pasajes de los autobuses. A ello se sumó, como en aquellos países, una inicialmente modesta convocatoria lanzada por las redes sociales para protestar por los aumentos, aprovechando el espacio mediático que ofrecía el trascendental acontecimiento deportivo... y lo demás es historia conocida.  
El futbol, que supuestamente lleva en la sangre todo brasileño, no fue suficiente para impedir las manifestaciones convocadas en las fechas y ciudades de cada partido importante. Desde la primera de ellas (el juego Brasil vs. México) fue patente que el incremento en los pasajes había sido rebasado como causa. Ahora empezaban a aparecer otras que, larvadamente, tenían tiempo de mantener en estado de descontento a vastos sectores de la población.  Aunque los manifestantes hayan sido predominantemente clase media (como lo muestran las encuestas), las banderas tremoladas eran reconocidas y compartidas popularmente. Con todo ese cuadro, los excesos policiales exacerbaron el estado de cosas.
El logro social más relevante del Presidente Lula, cuyo periodo concluyó dos años y medio atrás, fue el de haber sacado de la pobreza a 30 millones de brasileños. Parecía ahora una contradicción ver a  todo ese “pueblo” reclamando por tres causas principales, mismas que se fueron afinando a lo largo de las protestas, y otras que, si bien genéricas, tienen un consenso enorme en la sociedad brasileña.
Las primeras, las causas populares, se resumen en transporte, salud y educación, en ese orden. Los crecientes presupuestos, innovaciones y metas logradas en los ocho años del gobierno de Lula  parecen no haber sido suficientes para acallar el grito de insatisfacción que ahora reaparece, amplificado por la coyuntura mediática del torneo futbolístico. Algunos de los grandes logros de ese régimen (como la ampliación sustantiva del Sistema Único de Salud, o la duplicación de la matrícula en educación superior, creando muchas nuevas instituciones y generando oportunidades sociales para estudiantes provenientes de sectores históricamente excluidos) son ahora cuestionados por su insuficiente calidad y eficacia.
Entre las otras “causas” sobresale el repudio a la clase política en general. Aún no extinguido ni judicial ni mediáticamente el gran escándalo del mensalao (estructura de compra de parlamentarios de la oposición, diseñada y operada por varias de las figuras más cercanas a Lula en la Presidencia y dirigentes del primer nivel de su partido, el de los trabajadores) ahora resurge con enorme vigor. La corrupción en el gobierno y en el Congreso, los privilegios de funcionarios y parlamentarios, los abusos en el ejercicio del servicio público, la multiplicación de la estructura gubernamental y partidaria (39 ministerios y 33 partidos políticos) que se sostienen con dinero público son, entre otros, blancos identificados de lo que debe cambiar o terminar en ese país.
Todo eso estuvo presente durante la Copa de las Confederaciones. La Presidenta adoptó rápidamente medidas (alguna tan radical como la de no sólo volver a las anteriores tarifas de transporte, sino inclusive reducirlas). A todo eso me referiré la próxima semana.
Brasilia, 22 de julio de 2013.

Leer más ...

Cobertura de educación superior: tasa bruta y tasa neta

La cobertura bruta de educación superior se construye a partir de dos datos: la matrícula del ciclo escolar y la población del grupo de edad al que normalmente corresponde el nivel de estudios. En México, lo comentamos la semana pasada, el grupo de edad que se toma en cuenta es el de 19 a 23 años. También señalamos que, en el cálculo del indicador, se considera, para el numerador, la población escolar al cierre del año del ciclo escolar, contra la población a mitad del año consignada en las proyecciones del Consejo Nacional de Población, el Conapo. Por ejemplo, la cobertura de 2010, que utilizaremos en este comentario, divide la matrícula del ciclo escolar 2010-2011 entre la población total del grupo de edad de 19 a 23 años existente en 2010.

Leer más ...

Otra victoria para Netflix y los nuevos medios

Durante los Premios Emmy del 2009 a lo mejor de la televisión, las grandes cadenas parecían lanzar un mensaje a los nuevos medios. El conductor de la emisión, el actor Neil Patrick Harris, pretendió interrumpir la transmisión vía internet interpretando a un personaje que utiliza comúnmente llamado Dr. Horrible.

Leer más ...

Días de facultad

Hace algunos años, cuando presenté mi examen doctoral, conocí en persona, porque fue el presidente del jurado, a un filósofo a quien admiraba y admiro mucho: Carlos Thiebaut (su libro De la tolerancia es buenísimo). Me pareció, además de simpático, muy audaz y franco, nunca olvidaré que cuando un sinodal criticó que mi tesis era muy rawlsiana él dijo que eso no era un problema, que debíamos hacerle más caso a Rawls.

Leer más ...

Regla de tres 519

La recta final. En la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP),  el proceso para elegir al rector que sucederá a Alfonso Esparza Ortiz, entrará, una vez que concluya el periodo vacacional en esa casa de estudios, en una nueva etapa. Y es que ahora sí, la candidatura de unidad va en serio, con todo el respaldo que se requiere, y el trabajo previo que se ha hecho a lo largo de todo este tiempo. La comunidad universitaria se va sumando a un proyecto a mediano plazo, pero sobre todo que busca ser incluyente.

Leer más ...

La paradoja de Brunner

La semana pasada José Joaquín Brunner, el conocido sociólogo chileno autor de numerosas obras de referencia para el campo de la cultura y la educación superior en América Latina, estuvo en la Universidad de Guadalajara para dictar una conferencia magistral y un par de cursillos para funcionarios y estudiantes de posgrado de dicha institución. Para muchos de los que nos hemos formado en la lectura de sus numerosas obras, tener a Brunner por primera vez en Guadalajara representaba la oportunidad de compartir con el académico y el intelectual, con el funcionario público y el consultor internacional, con el colega y con el profesor universitario, algunas de las ideas y propuestas que ha formulado recientemente en torno a lo que está ocurriendo en el campo de la educación superior latinoamericana. Las siguientes son algunas notas al vuelo de algunas de las tesis e hipótesis que el autor de Universidad y sociedad en América Latina (1986), o Los intelectuales y las instituciones de la cultura (publicado en 1983, junto con Angel Flisfich), formuló en su visita a la U. de G. Son notas organizadas en 4 postales de gran formato, conducidas por la idea de que la educación superior latinoamericana es el territorio de una paradoja central: experimenta una gran expansión y diferenciación social e institucional que, sin embargo, tiende a reproducir las desigualdades estructurales de la región, algo que puede ser llamado como la “paradoja de Brunner”.

Leer más ...

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV