Menu
Designó el presidente de la república mexicana a Mario Rodríguez Casas como nuevo director general del IPN

Designó el presidente de la repúbli…

El Presidente de México, ...

Con desarrollo, tasa de suicidios aumentó 250 por ciento en Corea: Experta en la UdeC

Con desarrollo, tasa de suicidios a…

El incremento en la tasa ...

Presenta UABJO investigaciones en ‘Encuentro regional de tutorías’, red sur-sureste de ANUIES

Presenta UABJO investigaciones en ‘…

La Universidad Autónoma “...

La deliberación abierta entre las personas superaría el caos en las redes sociales: Académico en la UAM

La deliberación abierta entre las p…

Ante el desorden y el cao...

Firman convenio UABJO y Universidad Santander para impulsar docencia e investigación

Firman convenio UABJO y Universidad…

Los rectores de las unive...

Egresada de la UASLP recibe reconocimiento a mejor tesis de doctorado por investigación de semiconductores

Egresada de la UASLP recibe reconoc…

La doctora Reyna Méndez C...

Propone la filosofía soluciones factibles e incluyentes a los problemas globales: Secretario general de la UAM

Propone la filosofía soluciones fac…

La proclamación del terce...

La UAS firma convenios de colaboración con la Comisión Nacional de Seguridad y CONADIC

La UAS firma convenios de colaborac…

Con el compromiso de fort...

Ingeniería sísmica, especialidad que inició en méxico a raíz del temblor de 1957: Investigador emérito de la UNAM

Ingeniería sísmica, especialidad qu…

La ingeniería sísmica, qu...

La UASLP, en pláticas para recibir acreditación institucional: CIEES

La UASLP, en pláticas para recibir …

La Dra. Rocío Llarena de ...

Prev Next

Gilberto Guevara Niebla

La cultura política de la violencia

En la línea del tiempo histórico, hay momentos críticos que deciden, global-mente, el derrotero de una nación. Los acontecimientos de 1968 y las decisiones del poder político frente al movimiento estudiantil determinaron en muchos aspectos la ulterior evo-
lución de México y, yo sostengo, sus secuelas se pueden rastrear hasta la actualidad.    
En realidad, la disidencia estudiantil no concluyó en 1968 y continuó bajo otras modalidades en los siguientes años, de la misma manera que, en el lado contrario, se prolongó la conducta gubernamental de perseguir y castigar a los estudiantes. En los diez años siguientes de nuestra historia, hubo conflictos recurrentes entre sectores universitarios y autoridades federales y estatales (Jueves de Corpus de 1971, conflictos estatales en torno a la autonomía universitaria, asesinatos de estudiantes, experimentos de co-gobierno, etc.).

Rasgos de la crisis educativa

Los tres rasgos que identifican la crisis de la educación mexicana son: 1) los bajos apren-dizajes, 2) la inequidad en la prestación de servicios educativos y en la operación del sistema educativo y 3) la invasión recurrente de la esfera educativa por intereses políticos y político-sindicales.
Desde hace casi dos décadas se viene documentando la caída en los aprendizajes. La reciente información sobre los resultados de Planea en educación media superior confirma esta tendencia negativa. En Lengua un 33.9  por ciento de los estudiantes obtuvo calificaciones insuficientes y un 62.2  por ciento quedó en la misma categoría en la prueba de matemáticas. Estas calificaciones muestran gran coherencia con las obtenidas en años anteriores por alumnos de sexto de primaria y de tercero de secundaria.

El INEE y el cambio educativo

Entre las novedades que trajo este sexenio a la educación nacional figura, en lugar destacado, la creación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. El INEE, es una institución autónoma y está facultada por la ley para evaluar todos los elementos del sistema educativo nacional.
Se trata, como se ve, de una entidad nueva, sin antecedentes históricos que, a través de sus evaluaciones, puede fungir de facto como motor del cambio educativo y actuar como balanza ante la autoridad educativa. Hasta ahora, el INEE ha ganado prestigio social por sus desarrollos técnicos y por la calidad de sus evaluaciones, pero para cumplir su nuevo papel, deberá dotarse de un nuevo plan estratégico de evaluaciones.

El gobierno del sistema educativo

En el gobierno de la educación deben estar personas honestas, técnica-
mente calificadas y con vocación pedagógica; los funcionarios educativos deben ser auténticos líderes, que enarbolen proyectos pertinentes y movilicen al magisterio en pos de la mejora de la educación nacional.

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV