Menu
Ganan Oro y Plata 97 etiquetas de vino en la XXV Edición de Cietvo de la UABC

Ganan Oro y Plata 97 etiquetas de v…

En el XXV Concurso Intern...

Selecciona el Imjuve a estudiante de la UdeC

Selecciona el Imjuve a estudiante d…

Rafael Covarrubias Gonzál...

Inauguran cuarta edición del Librofest Metropolitano en la UAM

Inauguran cuarta edición del Librof…

La Casa abierta al tiempo...

UdeG fortalece vinculación académica con universidades de Francia

UdeG fortalece vinculación académic…

La Universidad de Guadala...

UASLP firma acuerdo con grupo automotriz

UASLP firma acuerdo con grupo autom…

La Universidad Autónoma d...

Informe de actividades en la UABJO Igualdad de género y transparencia  contra desigualdad: bautista martínez

Informe de actividades en la UABJO …

La “Nueva cultura univers...

Realizan tercera gran carrera Píntate de valores en la UAS

Realizan tercera gran carrera Pínta…

La Tercera Gran Carrera P...

Sociedad Estadunidense de Ingenieros Civiles reconoce a la UAEM

Sociedad Estadunidense de Ingeniero…

La Sociedad Estadunidense...

Analizan en la UJAT retos de la mercadotecnia social

Analizan en la UJAT retos de la mer…

Con la participación de e...

Ciencia y deporte en el Día del Politécnico

Ciencia y deporte en el Día del Pol…

En el contexto de la conm...

Prev Next

Gilberto Guevara Niebla

La reforma educativa y sus adversarios

La reforma educativa es un esfuerzo nacional de enorme relevancia; su importancia no se desprende del hecho de que tres partidos políticos le dieron origen, sino de la trascendencia de sus propósitos: el primero de ellos fue corregir el caos que imperaba en la gestión de la carrera profesional docente y solventar el grave problema de la corrupción en el manejo de plazas.
La reforma trajo consigo otras dos realizaciones significativas: una fue la creación del INEE como una entidad autónoma y con poder para evaluar cualquier aspecto del sistema educativo nacional y otra la renovación estructural y pedagógica condensada en el Nuevo Modelo Educativo.
El Servicio Profesional Docente ha sido el corazón del debate sobre la reforma. Aún antes de ser aprobado, el SPD fue impugnado con expresiones ruidosas por algunas fuerzas político-sindicales (notablemente, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación). El motivo de ese rechazo era obvio: la reforma golpeó directamente poderosos intereses al establecer que el ingreso, la promoción, el reconocimiento, la asignación de estímulos y la permanencia se decidirían mediante concursos de oposición y evaluaciones.

Ciudadanos para la democracia

En México se produjo la transición democrática, pero no hubo, en correspondencia, una reforma a fondo de la educación ciudadana. El asunto urge. Todos los estudios de cultura política aportan datos alarmantes sobre el rezago en esta materia, pero es sobre todo la realidad la que nos demuestra a diario que estamos reprobados en educación ciudadana.
¿Es necesario recordarlo? La violencia social, el imperio de la ilegalidad, la corrupción, la desconfianza ciudadana en las instituciones públicas, el resentimiento social de los grupos más agraviados por el sistema, el amarillismo de los medios, el atropello cotidiano a los derechos humanos, todo esto son señales indiscutibles de que el orden democrático está en peligro.

El papel de la tarea en el aprendizaje

El mundo cambia aceleradamente y los cambios traen consigo nuevos problemas. Un debate que ha estallado con fuerza en otros países gira en torno al significado de las tareas escolares para el aprendizaje y la formación de los alumnos.
El tema divide al mundo de la educación. Un hecho comprobado por la investigación educativa es que, a medida que transcurre el tiempo, el desinterés de los alumnos por “hacer la tarea” crece.

Una enfermedad moral

Las noticias frecuentes sobre corrupción se han convertido en materia de atención morbosa. Cada suceso es motivo de habladuría. Si el funcionario X dejó las arcas vacías, si el otro se fugó, o si el juez Y fue sobornado, etc. Esos son los temas públicos que atraen poderosamente nuestra atención.  
El tema de la corrupción permea la política. Aunque Maquiavelo hizo bien en distinguir entre ética y política, no es fácil desprender nuestras inclinaciones éticas de nuestras representaciones políticas. Por ejemplo, mucha gente juzga a López Obrador por su supuesta honestidad y no por sus cualidades políticas.
La honestidad es un valor moral. La honestidad no hace a alguien competente para gobernar o para dirigir a una comunidad, sin embargo, esta tendencia ilustra el hartazgo social con la corrupción. En la Encuesta Nacional de Corrupción y Cultura de la Legalidad de 2015 el 92  por ciento de la población opinaba que en México había corrupción y el 70 por ciento la identificaba entre los tres principales problemas de México.

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV