Menu
La UdeG fue sede del Encuentro de la Red Nacional de Educación Media Superior

La UdeG fue sede del Encuentro de l…

La Universidad de Guadala...

Inauguran en la UASLP segunda etapa de crecimiento del Campus Pedregal

Inauguran en la UASLP segunda etapa…

Autoridades estatales, fe...

El ICAR de la UAEM refrenda compromiso con la sociedad

El ICAR de la UAEM refrenda comprom…

A diez años de su creació...

Nombra la UABC Mérito Universitario a Lacavex Berumen

Nombra la UABC Mérito Universitario…

Por dedicar más de 38 año...

ANUIES promueve espacios de reflexión y diálogo con representantes de candidatos

ANUIES promueve espacios de reflexi…

“Los universitarios somos...

La UdeC, presente en Feria Profesiográfica 2018

La UdeC, presente en Feria Profesio…

Para la Universidad de Co...

Participa el Conacyt en Hannover Messe 2018

Participa el Conacyt en Hannover Me…

Como el fin de fomentar e...

Realiza la UAS IX Encuentro de Sinaloenses Radicados en CdMx

Realiza la UAS IX Encuentro de Sina…

Con gran éxito la Univers...

Analizarán representantes de Iberoamérica avances de las 11 Metas Educativas

Analizarán representantes de Iberoa…

En la XIII Reunión Ordina...

Reconstruirá el IPN escuelas dañadas por el sismo

Reconstruirá el IPN escuelas dañada…

Con un presupuesto de alr...

Prev Next

Marion Lloyd

Déjà vu en Chile por protestas estudiantiles

Apenas un mes después de asumir su segundo mandato como presidente de Chile, Sebastián Piñera se enfrenta a un viejo dolor de cabeza: los estudiantes universitarios. El magnate conservador, que tiene una fortuna estimada de 2.8 mil millones de dólares, regresó al Palacio de la Moneda con la promesa de sanar la economía chilena y continuar con las reformas sociales emprendidas por su antecesora, Michelle Bachelet. No obstante, el también economista de Harvard encontró su primer reto en la forma de protestas estudiantiles masivas.

Reforma universitaria en Francia se rompe “tabú de selectividad”

Después de meses de debate y protestas callejeras, el parlamento francés ha aprobado una controvertida reforma de acceso universitario, que busca reducir las altísimas tasas de deserción estudiantil y fortalecer a las universidades públicas. Actualmente, seis de cada 10 estudiantes franceses abandonan la universidad después del primer año. A su vez, los presupuestos universitarios no han crecido al ritmo de la población estudiantil, llevando a alarmantes niveles de hacinamiento en las aulas, entre otros problemas.

Sudáfrica buscará implementar educación superior gratuita

El gobierno sudafricano ha anunciado un ambicioso plan para establecer la gratuidad de la educación superior. El programa, que tendrá un costo estimado de 40 mil millones de rand (US$3.3 mil millones), se implementará durante los próximos 5 años, otorgando las primeras becas para estudiantes pobres a finales de enero. La meta es llegar a 90 por ciento de los estudiantes para 2022.
La nueva política, anunciada por el presidente Jacob Zuma en diciembre, beneficiará primero a los estudiantes con ingresos familiares anuales que no rebasan los 350 mil rand (US$29,500). El programa servirá para “impulsar una revolución en las capacidades [de los estudiantes], como base de una transformación socioeconómica radical”, afirmó el presidente. Zuma, un ex miembro del Partido Comunista y activista antiapartheid, es el cuarto presidente sudafricano desde el fin del sistema de segregación racial en 1994.

La crisis económica amenaza a la ciencia brasileña

El futuro de la ciencia y la tecnología en Brasil pende de la balanza. Para finales de este mes, el Congreso brasileño tendrá que decidir si aprueba un nuevo recorte para el sector de hasta 25 por ciento. Ya para 2017, el Congreso redujo en un 44 por ciento el monto previsto para el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones (MCTIC), como parte de las draconianas medidas de austeridad promovidas por el presidente Michel Temer.
El presidente sustenta que los masivos recortes al sector son necesarios ante la crisis económica que enfrenta el país sudamericano desde 2015 (y una desaceleración económica desde 2011). En 2016, el PIB brasileño se contrajo 3.6 por ciento, en lo que representa la peor recesión en la historia reciente del país. Y para este año, se espera un crecimiento de apenas 0.3 por ciento, según el Banco Central.