Menu
Anuncia UdeG el tercer Festival Literario “Vivamos la fiesta de los libros”

Anuncia UdeG el tercer Festival Lit…

Promover la lectura como ...

Analizan la resiliencia sísmica de los edificios en la UAS

Analizan la resiliencia sísmica de …

Estudiar y evaluar la hab...

Festeja UABC Día del Trabajador Universitario

Festeja UABC Día del Trabajador Uni…

Se llevó a cabo la celebr...

Hay muchos prejuicios sobre el suicidio, es tema tabú: Experta en la UdeC

Hay muchos prejuicios sobre el suic…

“El suicidio es un fenóme...

Exponen avances científicos en Reunión Anual de Bioética en la UJAT

Exponen avances científicos en Reun…

Desde la óptica de las Ci...

Protocolo de género Ibero sirve de modelo para defensorías universitarias

Protocolo de género Ibero sirve de …

La Red Iberoamericana de ...

Cetys y CSUF obtienen fondo de norteamérica para fomentar la innovación binacional

Cetys y CSUF obtienen fondo de nort…

Recientemente se dio a co...

La UASLP asiste a la reunión del Consejo Nacional de la ANUIES para fortalecer sus objetivos

La UASLP asiste a la reunión del Co…

Con el propósito de actua...

El sindicato persiste en postergar el diálogo para resolver el conflicto en la UAM

El sindicato persiste en postergar …

El Sindicato Independient...

Estudiante UG obtiene pase a la Olimpiada Europea Femenil de Matemáticas

Estudiante UG obtiene pase a la Oli…

Nathalia del Carmen Jasso...

Prev Next

Héctor Martínez Rojas

Altamirano y la regeneración nacional

Hace 126 años, en San Remo, Italia, falleció el escritor, político, periodista y militar Ignacio Manuel Altamirano. Nacido en cuna humilde en Tixtla, Guerrero, aprendió a hablar y a escribir en español casi a los 15 años, su lengua natal fue el náhuatl, después entendería perfectamente (en su idioma original) la literatura alemana y francesa.
Muchas son las consideraciones que nos llevan a nuestro personaje del día de hoy. En primera instancia a Altamirano se le atribuye ser pionero del periodismo cultural en México; además su obra El Zarco, es considerada por los especialistas como la primera novela moderna mexicana, la cual orientó nuestra identidad nacional.

Entre el deber y el placer de leer

Dos son los propósitos generales de la actual administración se asegura sin menos cabo, sin censura, sin ambages y sin tanteos. El primero de ellos es buscar el bienestar material del individuo y de la sociedad mexicana, pero al mismo tiempo, encontrar el “bienestar del alma”. ¡Que propósito más etéreo! Pero también ¡que objetivo más abstracto! Así lo mencionó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el pasado domingo en Mocorito, Sinaloa; sede de la presentación de la Estrategia Nacional de Lectura.
Ya habíamos adelantado en este espacio como se buscará instaurar en México una República de Lectores, no obstante, el domingo pasado, se dieron a conocer las líneas generales de una política de fomento a la lectura, la cual se impulsa desde la Presidencia misma.

Pasión por la palabra

“Llévame al otro lado de la noche,
adonde yo soy tú somos nosotros,
al reino de los pronombres enlazados”
Octavio Paz

Escribir para las páginas de Campus es un verdadero placer. Durante poco más de un lustro, en estas páginas hemos tenido la oportunidad de hablar de presentaciones de libros, exposiciones en museos, movimientos artísticos, programas radiofónicos, poemas y poemarios, conciertos, economía cultural y otros datos duros del sector; en política educativa hemos buscado ser claros con respecto a la evaluación docente, a la fuerza plena que ejerce el SNTE dentro y fuera de las aulas, la necesidad de capacitación y la infranqueable integración de los padres de familia a la comunidad escolar. Sin olvidar que vivimos en un país donde la mitad de las escuelas son multigrado, las cuales están destinadas a la mitad paupérrima del país, la misma mitad que nos recuerda nuestro subdesarrollo pero nunca nuestro desanimo ni desaliento.

Vivir entre libros

Cargar, estibar y emplayar son parte de las actividades  culturales que suelen no figurar en el imaginario colectivo, incluso de personas que pueden considerarse cultas. En el fomento a la lectura cargar toneladas de libros al calor batiente de los días es una de las actividades soterradas de este sector, las cuales lamentablemente se hacen presentes sólo cuando algo falla; no obstante, esta parte del proceso del fomento a la lectura es tan noble y loable como la del escritor de ensayos, la del editor, la del poeta, la del promotor cultural.