Menu
Se reúne Comité de reconstrucción con director general del IPN

Se reúne Comité de reconstrucción c…

El Comité de Reconstrucci...

La filosofía contribuye a formar una mejor sociedad: investigador de la UAM

La filosofía contribuye a formar un…

La filosofía es un instru...

Estudia el IPN el valor de integrar conocimiento externo en industrias tecnológicas

Estudia el IPN el valor de integrar…

Con el propósito de mejor...

Intensidad de las lluvias de la temporada ciclónica, es atípica: experto de la UASLP

Intensidad de las lluvias de la tem…

Las lluvias que se han pr...

Fortalecen emprendimiento de familias de estudiantes de la Escuela del UdeG “Matute Remus”

Fortalecen emprendimiento de famili…

Con la finalidad de que l...

Urge que las IES implementen posgrados en técnicas sismo-resistentes: Fernando Angulo Brown en el IPN

Urge que las IES implementen posgra…

El catedrático e investig...

Exhortan en la UdeG a que instituciones públicas de salud protejan información de pacientes

Exhortan en la UdeG a que instituci…

El análisis de las estrat...

Trabaja ACU todos los días para el logro de la igualdad: Presidenta en la UdeC

Trabaja ACU todos los días para el …

Al rendir su primer infor...

Principios del movimiento zapatista, aún vivos en la Ciudad de México: Coloquio en la UAM

Principios del movimiento zapatista…

Los principios del movimi...

Reconoce el rector de la UAS a estudiantes y deportistas destacados como valores universitarios

Reconoce el rector de la UAS a estu…

Por su destacada particip...

Prev Next

Jorge Medina Viedas

UNAM, IPN, Colegio de México, Ibero y Chapingo : Una agenda conjunta para los 50 aos del 68

El movimiento de 1968, representado princi-palmente por una franja social, los estudiantes, que recogía los valores y experiencias de varias luchas sociales de décadas anteriores, prota-gonizadas por ferrocarrileros, maestros, médicos, cam-pesinos y en las cuales destacaban un puñado de intelectuales conocidos por su histórica militancia  en la  izquierda, nos reveló una parte oculta de México.
Aquella revuelta estudiantil sacudió a la sociedad y marcó una línea de diferencia con el periodo de 1946-1968 que Carlos Monsiváis calificó como el “reino de la despolitización”.

Regreso a las clases

Ahora sabemos de nuestra enorme capacidad destructiva
—José Emilio Pacheco, Malpaís, Los trabajos del mar, ERA.

En los lugares afectados por los sismos del 7 y del 19 de septiembre, el regreso de los alumnos a las aulas ha sido escalonado y gradual, por el cuidado que se ha puesto en que las escuelas estén en condiciones estructurales que garanticen la seguridad de las comunidades escolares.
Cada una de estas escuelas ha cumplido con los ocho pasos fijados por la SEP para contar con el Dictamen de Seguridad Estructural, el cual debe ser firmado por los Directores Responsables de Obra, profesionales que establecen si están en condiciones para reanudar clases.
Hasta el lunes pasado, poco más de 50 por ciento de las escuelas e instituciones de educación básica, media y superior de las entidades que sufrieron el sismo, han vuelto a clases.
En Ciudad de México, hasta el lunes pasado, 4 mil 380 planteles estaban ya operando con normalidad.
Hay, por esa lógica preventiva que ha impuesto la tragedia, restricciones en escuelas de las delegaciones de Iztapalapa, Benito Juárez, Tlalpan y Cuauhtémoc. En Tláhuac la restricción es general.

Los condenados del sur
Así será el proceso en todas partes. Gradual y técnicamente justificado. Sin embargo, no todos podrán hacerlo pronto ni regresar a las condiciones en que se encontraban antes del sismo, particularmente las de Oaxaca, Chiapas y Morelos. Una de las instituciones afectadas gravemente fue el Tecnológico Nacional de México, TecNM. Los tecnológicos de Juchitán Istmo y de Comitancillo en Oaxaca; de Tuxtla y Tapachula en Chiapas y el de Zacatepec en Morelos, sufrieron daños casi totales. Más de 10 mil estudiantes de estos institutos se encuentran  sin clases, eso sí participando en las brigadas de apoyo a los damnificados en Ixtepec y Unión Hidalgo, poblaciones donde prácticamente más de la mitad perdieron sus hogares y las que el propio presidente Peña Nieto ha estado atento.
El martes pasado, en una reunión urgente por la Reconstrucción y la Reanudación de los Servicios Educativos, convocada en Juchitán por el director general Manuel Quintero, los directores de la región y de otras entidades  tomaron una serie de medidas emergentes para superar el momento por el que están atravesando los tecnológicos mencionados. Quintero, junto con 15 de los directores, recorrieron, ese mismo día, los institutos de Oaxaca y Chiapas.

La región más oscura
Tal vez alguien pretenda establecer que una de las causas que ahondó el efecto devastador del fenómeno, se debió a que se trata de construcciones baratas y descuidadas, o de edificios improvisados como escuelas (muy extendida práctica entre las instituciones particulares).
No obstante, por lo que se ha observado, gracias al vínculo que se ha logrado fijar entre las comunidades escolares, las  autoridades y la sociedad, ha hecho menos difícil el trance de la recuperación de esos espacios para el regreso a clases.
Hay que recalcar que fueron muchas las escuelas afectadas. Sabemos que son miles de escuelas y millones de niños y jóvenes aquejados por este infortunado suceso que truncó vidas y dañó espacios escolares públicos y privados.
No es casual que las principales acciones de los gobiernos federal y de Ciudad de México, hayan priorizado escuelas y hospitales, a la vez que han extremado sus exigencias a las constructoras de edificios habitacionales, cuyas evidencias de fraude en las construcciones ha puesto de relieve la posible existencia de una red de corrupción, que cualquier vecino de la ciudad de México comenta a voz en cuello, cuando recurrentemente ve como se levantan enormes edificios en zonas donde el agua escasea, cuando  sufre cotidianamente el hecho de que los parques públicos o las zonas deportivas o de recreo son prácticamente un lujo; y menos es ciega ante los ostentosos funcionarios delegacionales que al término de su gestión de apenas tres años, podrían ser investigados por enriquecimiento inexplicable y no errar en la sospecha de que tienen un nuevo rico en la colonia. En 20 años de gobiernos perredistas y morenistas, la metrópoli tiene una élite de nuevas familias pudientes.
Eso mismo ha tenido otros efectos: el creciente hacinamiento de la ciudad hace inevitable que la vida comunitaria se vuelva casi imposible, que los espacios públicos sean tomados arbitrariamente por los particulares, respaldados por las actitudes demagógicas y populistas de estos delegados que toleran la invasión mercantilista de los espacios públicos y los abusos de personajes como la dueña del colegio Rébsamen.
No es de extrañar entonces, que cuando sismos de estas características azotan sobre la ciudad capital, ésta desnude sus fragilidades y sus males, empezando por el de la corrupción y la inepcia.

Visiones de clase
¿Qué hubiera pasado si la tragedia del colegio Rébsamen ocurre en una escuela pública? No se trata de hacer escarnio de nadie ni de especular con el dolor de las familias dolientes, pero cierto es que la si así hubiera sido, los medios, los críticos del gobierno, los patronos de Mexicanos Primero, hubieran montado una orgía de odio y denigración contra la educación pública. Pero no. Estas voces chillonas y maliciosas de cuanta oportunidad se presenta, han guardado un prudente silencio en algunos casos, y una crítica discreta en otros, culpando más a la jefa de la delegación Tlalpan y al gobierno de Ciudad de México, que tuvieron, ciertamente, en sus funcionarios a los cómplices de la conducta irresponsable y codiciosa de la dueña de este colegio particular.

Hemos vivido días terribles y duras han sido las lecciones que nos han dejado los sismos. Una entre muchas es que si la naturaleza es capaz de hacer lo que hizo y dejar la estela de dolor y destrucción, no basta con culparla de lo que estamos viviendo.
No olvidemos, como escribió José Emilio Pacheco, de nuestra inmensa capacidad destructiva, esa que alimentan la codicia, la impunidad y la corrupción, piedra y lodo de edificios fraccionados, cascajo y carne en las calles de la desventura del 7 y el 19 de septiembre.  
 ENCUENTRO DE ANUIES CON MEADE
La tarde de este martes, el Secretario de Hacienda José Antonio Meade tuvo un encuentro interesante y constructivo con varios dirigentes de las instituciones de educación superior encabezadas por el Secretario de la ANUIES Jaime Valls Esponda, en el que refrendaron su solidaridad con la emergencia nacional, derivada de los sismos que afectaron distintas entidades del país.  
Enrique Fernández Fassnacht, director del Instituto Politécnico Nacional, IPN, reiteró al Secretario Meade  el apoyo que las IES, como el propio instituto “podemos brindar al proceso de reconstrucción”.

 DOCTORADO DE LA UAS  A FERNÁNDEZ FASSNACHT
A propósito del director general del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, el Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Sinaloa aprobó por unanimidad la solicitud de su rector, el doctor Juan Eulogio Guerra Liera, de distinguir al dirigente del Poli con el Doctorado Honoris Causa.
Como es sabido, Fernández Fassnacht, ingeniero y fisicoquímico mexicano además de que cuenta con una sólida formación académica e intelectual, así como una trayectoria profesional que incluye haber sido rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), entre otros cargos, ha sido un protagonista indiscutible de la vida educativa nacional en la última década.
Y como es usual decir, quien honra, se honra.

Los viajes heráldicos de López

Es una idea bara ta y creída por algunos que en política, si cuentas con una ascendencia ilustre que te distinga y quieres volar alto, tus oportunidades son más abundantes.
Y si hay que encontrar esas raíces nada debe impedir que vayas a las profundidades de la heráldica.
Encandilado por esa idea, el ex presidente José López Portillo fue a Caparroso, España, en octubre de 1997 con ese propósito. Fueron entonces días inolvidables para la familia López Portillo y para aquel pequeño pueblo navarro.
A principios de este mes aciago, si usted se enteró por algún medio, el aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador viajó a  Ampuero, en Cantabria, al norte de España, movido por los mismos impulsos.

Naturaleza y solidaridad

Pasados los minutos de la una de la tarde del 19 de septiembre, 32 años después de la tragedia de 1985, la furia de la naturaleza llegó como una ordalía bíblica.
No hay por qué comparar. Ésta tragedia no tuvo las dimensiones de aquella pero el dolor y la tristeza de hoy, acrecienta nuestras incertidumbres y evidencia nuestra fragilidad.

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV