Menu
Sólo siete por ciento de jóvenes usa redes sociales para la discusión política: Académico de la UAM

Sólo siete por ciento de jóvenes us…

Los jóvenes dedican al oc...

Apuesta educación superior a ser eje de la justicia social: rector UABJO

Apuesta educación superior a ser ej…

Fortalecer la educación s...

Realizarán la UAS, el INE y medios de comunicación el Encuentro entre candidatos al Senado

Realizarán la UAS, el INE y medios …

La Universidad Autónoma d...

Piezas de Rafael Coronel estarán en el MUSA de la UdeG a partir de mañana

Piezas de Rafael Coronel estarán en…

El misterio y la ambivale...

Llevarán a cabo brigada universitaria “UABC Contigo” en Tecate

Llevarán a cabo brigada universitar…

El doctor Miguel Ángel Ma...

Desarrolla la UAM aplicación para medir la contaminación por ruido

Desarrolla la UAM aplicación para m…

Hubbub, alerta ruido, una...

El arte, consustancial al ser humano: Ana Rosa García en la UdeC

El arte, consustancial al ser human…

La reconocida artista vis...

El IPN aplicará examen de admisión de nivel superior a más de 92 mil aspirantes

El IPN aplicará examen de admisión …

El Instituto Politécnico ...

Analizan en la UJAT avances y retos en la enseñanza de las lenguas modernas

Analizan en la UJAT avances y retos…

Diseñado como un foro par...

Encabeza el rector de la UAS inicio de obra para el remozamiento del Centro Tortuguero

Encabeza el rector de la UAS inicio…

El rector de la Universid...

Prev Next

Salvador Medina Armienta

Gringo se busca vivo o muerto: demasiado deus ex machina

Nash Edgerton tiene dos obstáculos que sortear para su más reciente proyecto: el primero, que está a cargo de su primera película como director para uno de los grandes estudios y su segunda en dos décadas de carrera; la otra, es que a menos de que se trate de un éxito, se podría considerar que fue la influencia de su hermano Joel Edgerton, fue la razón de haber sido siquiera considerado.
Lo cierto es que pese a haber hecho su carrera como doble de acción, Edgerton hace una sutil transición a algo de mayor envergadura y responsabilidad.

Nunca estarás a salvo: un retrato brutal

Lynne Ramsay pasó seis años sin presentar un proyecto cinemotográfico nuevo. Pero You Were Never Really Here (Nunca Estarás A Salvo) es un dignísimo sucesor de la magistral We Need To Talk About Kevin.
La directora escocesa se ha caracterizado por presentar historias crudas, difíciles de digerir y con un lenguaje muy cuidado que enfatice las actuaciones. En Nunca Estarás A Salvo, Ramsay, fiel a su estilo, cuenta desde una perspectiva intimista y realista, lo que sucede cuando un veterano de guerra se encuentra en una situación imposible de sortear.

Retórica y pedagogía de un candidato

Pienses lo que pienses sobre la próxima elección presidencial en México, ha quedado claro algo. Para quienes no apoyan al candidato puntero en las encuestas se le ha expuesto como un personaje sin muchas ideas sobre cómo cambiar el país que pretende gobernar. Cuando se le pregunta sobre estrategias para ello, siempre tiene la misma respuesta: una consulta, un futuro consenso con expertos o su simple presencia en la silla presidencial será la solución. Para alguien que cree en la corrupción como el problema más grande de México, considerar que su elección basta para combatirla, parece algo ingenuo. Por decir lo menos. Y más cuando se ha rodeado de políticos con escándalos monumentales que han sido cobijados por él y por su partido. Algo que sus seguidores deciden ignorar.
Su fenómeno se ha comparado mucho con el de Donald Trump y es que hay notables similitudes: es inmune a las críticas, repite las mismas mentiras y conspiraciones hasta el cansancio, y puede hacer, literalmente lo que sea, y sus seguidores le encontrarán justificación. Cuando la prensa lo confronta con algo inadmisible, sus seguidores recurren a lo que en Estados Unidos llaman el whataboutism. Que es, la defensa típica de un seguidor cuando atacan a su ideología: pues sí es fallida, pero que hay de las fallas en la tuya. Que, honestamente, es una forma deficiente de enfrentar una verdad o postura contraria.

Happy End: La oscura brecha generacional

 A los 76 años, Michael Haneke sigue haciendo cine para la memoria.
Si bien Happy End (Final Feliz) tiene algunos destellos de su obra anterior, es el cineasta más capaz para diseccionar nuestros tiempos, como lo ha hecho desde sus primeras películas.