Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Roberto Rodríguez Gómez

El INEE, necesario

Se mantiene en suspenso la decisión acerca de suprimir, reformar o dar condiciones de continuidad a las tareas que realiza el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE). Tal parece que la oscilación de posturas al respecto refleja la coexistencia de puntos de vista diferentes entre el equipo de transición en materia educativa, encabezado por Esteban Moctezuma Barragán, y el bloque legislativo de Morena, el cual, desde las dos cámaras, ha manifestado la intención de eliminar la reforma educativa en sus distintos componentes y procesos.

UNAM: La hora de la autocrítica

Lejos de concluir o atemperarse, la movilización estudiantil generada en protesta de la violenta agresión sufrida por estudiantes del CCH Azcapotzalco y de otros planteles el pasado 3 de septiembre, en plena explanada de la rectoría universitaria, parece crecer y perfilar un conjunto amplio de demandas y propuestas del sector estudiantil para modificar el statu quo universitario.
La manifestación multitudinaria del 5 de septiembre, convocada apenas unas horas después de la agresión, logró reunir más de treinta mil participantes, haciendo de ella la más nutrida que se recuerde en la historia de la universidad nacional. La manifestación fue seguida de paros temporales en prácticamente todas las escuelas y facultades de la UNAM. El periodo fue aprovechado para realizar asambleas por escuelas y para asignar representantes de ellas ante la Asamblea Interuniversitaria (AI), que se celebró el 7 de septiembre en instalaciones del campus de Ciudad Universitaria.

Fuera porros de la UNAM

La UNAM tiene que hacerse cargo y resolver el problema de los porros. El pasado lunes, una manifestación pacífica de alumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades de Azcapotzalco, acompañada por estudiantes de otras escuelas universitarias, fue atacada por un grupo de choque que, según declaraciones de los manifestantes, estaría integrado por golpeadores del propio plantel de bachillerato. El saldo hasta el momento, aproximadamente catorce lesionados, cuatro heridos, dos de gravedad.
Según registro periodístico de los hechos, los agresores “atacaron con piedras, botellas, tubos, petardos y bombas molotov a los manifestantes que se encontraban en la explanada de la Torre de Rectoría”. Así ocurrió, en efecto: la marcha había partido del monumento a Álvaro Obregón con rumbo a la Ciudad Universitaria. Pasadas la tres de la tarde, y una vez que los manifestaron ingresaron a los terrenos del campus, por distintos puntos aledaños al edificio de rectoría, los golpeadores atacaron con rapidez y lujo de violencia. Después huyeron.

La nueva reforma educativa a consulta

Se atribuye a Einstein la idea: “la definición de la locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”. No se ha podido documentar cómo, cuándo o dónde el físico alemán habría dicho eso, aunque la expresión se cita con abundancia por la verdad que encierra. Y viene a cuento ahora que se ha iniciado la “consulta participativa para una nueva reforma educativa” que, como informó el probable titular de Educación Pública del nuevo gobierno, Esteban Moctezuma Barragán, tendrá tres componentes: los 32 foros estatales que tendrán lugar en universidades públicas, la consulta abierta mediante una plataforma digital, y el mecanismo denominado “un Diálogo Social, a través de visitas realizadas por brigadistas voluntarios a hogares en todo el país”.