Menu
La Red de Innovación Educativa 360 formalizará sus trabajos próximamente con participación de la UAM

La Red de Innovación Educativa 360 …

La Red de Innovación Educ...

Arreola habría hecho maravillas en el mundo de las redes sociales: Conversatorio en la UAM

Arreola habría hecho maravillas en …

Como poeta Juan José Arre...

Festeja UdeC 39 años de enseñanza de las Ciencias Políticas y Sociales

Festeja UdeC 39 años de enseñanza d…

La Facultad de Ciencias P...

Presentarán alrededor de 200 proyectos durante la Expo Ciencia y Tecnología 2018 en la UABC

Presentarán alrededor de 200 proyec…

Las facultades de Ciencia...

La universidad es toral para la resolución de conflictos: Directora de la DCBS de la UAM

La universidad es toral para la res…

En México, la educación s...

Preparan Festival Internacional de la Guitarra en la UdeG

Preparan Festival Internacional de …

Con la presencia de guita...

Para evitar rezago, reprobación y deserción escolar el IPN fortalece sus programas tutoriales

Para evitar rezago, reprobación y d…

Para evitar el rezago, la...

Hoy inicia VI Taller “Colima de Geometría” en la UdeC

Hoy inicia VI Taller “Colima de Geo…

Este martes darán inicio ...

Participan investigadores de la UABC en Red de Investigación en la Surgencia del Caribe

Participan investigadores de la UAB…

La mayor parte de la prod...

La UdeG cuenta con la máquina de cómputo más potente y rápida de México, y la cuarta en América Latina

La UdeG cuenta con la máquina de có…

Se trata del Centro de An...

Prev Next

Carlos Pallán Figueroa

70 Años del Tecnológico Nacional de México

Para los conocedores (estudiosos y egresados), el título debe parecerles errático. Esa denominación (TecNM) sólo existe jurídicamente desde julio de 2014, cuando un decreto Presidencial crea esta institución, con el carácter de órgano desconcentrado de la SEP,  resultante de la integración de 266 instituciones  de educación superior del país dedicadas a la formación e investigación, principalmente en el ámbito de la tecnología. Cuatro años atrás ese conjunto se componía de: 126 tecnológicos federales, 134 tecnológicos descentralizados, cuatro centros regionales y dos centros especializados en investigación y desarrollo. Entonces, se preguntará el lector, ¿de dónde salen esas siete décadas? Muy sencillo, los dos primeros institutos tecnológicos fueron fundados en 1948 en las ciudades de Chihuahua y Durango. En este septiembre-octubre, una demorada estancia en la primera de ellas —mi tierra— me permitió ver con otra perspectiva, lo que desde mis cuatro años observaba con curiosidad: “el Tec”, enclavado en lo que ya era por esos años la Ciudad Infantil, modelo de parque público de diversiones en, ¡ay! los años cincuenta. Si ambos institutos forman parte del TecNM,  ergo, también éste último debería estar cumpliendo dicho aniversario. En ese sentido, el Tec de Chihuahua es una buena muestra de todo el conjunto, mismo que alcanza una matrícula nacional por encima de los 600 mil estudiantes y que forma anualmente al 73 por ciento de los ingenieros que egresan de sus estudios en el país.

2 de octubre: La visión de Estados Unidos

Un análisis de la situación que prevalecía en los días previos al 2 de octubre, elaborado para el secretario de Estado de los EE.UU. (796 NA/USA), afirmaba que el gobierno mexicano, internamente,  tenía una inclinación para ver el problema estudiantil como una especie de “rebelión menor”. Esto contrastaba de manera  evidente con las versiones que circulaban en los medios y en las intervenciones públicas de autoridades y legisladores del país, los cuales afirmaban que el conflicto se debía a una conjura comunista y a la injerencia extranjera.

75 años del Tec de Monterrey/ II

Puede leer la Parte I aquí.

Los 26 años del rectorado de Rafael Rangel fueron definitivos para la forja del Tec. Desarrolló e innovó sobre la sólida base construida por Fernando García Roel durante un periodo similar. Así, al inicio de la segunda década de este siglo las señas de identidad institucional estaban muy bien definidas: a) una institución que casi llegaba a una matrícula de 100 mil estudiantes; b) una organización nacional, el Tec, funcional y operativa; c) dedicada a la formación de recursos humanos calificados, poniendo atención en las necesidades de su entorno inmediato; c) que emprendía actividades de investigación muy relevantes; d) y que, con todo ello, alcanzaba un prestigio que lo hacía presente en los rankings internacionales más prestigiados.

La hora de la UNAM

Una vieja idea sobre el conflicto social es la relativa a que la percepción de la llamada opinión pública —en torno al contenido del mismo— es solo una parte fragmentaria de lo que saben los protagonistas. En algunos enfrentamientos de ese tipo, como imagen, dicha idea se asimila a la de un iceberg: lo visible es sólo una sexta parte del conjunto. Algo así parece estar sucediendo con la actual situación que vive la UNAM.
En las dos semanas transcurridas desde su inicio, marcado por la agresión sufrida por los estudiantes del CCH-Azcapotzalco, ha quedado la impresión que la UNAM está inerme y que su situación se asemeja a lo que vivió en 1999, en aquella toma de instalaciones durante 10 meses. Costó mucho superar aquel conflicto, mismo que, entre sus daños estuvo desprenderse de un buen rector (Francisco Barnés), sumiendo a la casa de estudios, durante un tiempo, en una imagen de desprestigio y minusvalía.