Menu
El Verano de las Ciencias de la UASLP busca acercar a los alumnos a la investigación

El Verano de las Ciencias de la UAS…

El Verano de las Ciencias...

Prev Next

Humberto Muñoz García

Tensiones en las universidades

La universidad pública es una institución que experimenta tensiones constantes. Está llena de fuerzas que la presionan con demandas que, en ocasiones, son contrapuestas, o demasiadas, para poder satisfacerlas. Hay ten-
siones cuando los jóvenes exigen agrandar el cupo y la institución no tiene infraestructura para recibirlos. Cuando los investigadores requieren instrumentos y la universidad ha sufrido recortes presupuestales.
También, se generan tensiones cuando el gobierno federal interviene en el desarrollo de la academia con exigencias de tiempos y ritmos inapropiados a la lógica de la actividad universitaria. La política educativa no entiende que la dinámica del conocimiento  requiere  fluidez e impone una gobernanza rígida, que termina por contraponer a académicos y autoridades. Hay tensiones cuando el entorno se filtra a la universidad e introduce violencia, que la universidad no puede combatir por sí sola.

Las humanidades en la universidad pública

Cuando se trata de entender la complejidad del ser humano, de caracterizarlo en su contexto, en relación con otros, como actor, sujeto, como ente político, responsable de su pensamiento, como intelectual, con la capacidad de mirar y exponer la historia, enseñar a las nuevas generaciones, rescatar el patrimonio, escribir literatura, argumentar y sopesar imponderables éticos,  con el talento de formular leyes, luchar por valores, construir museos,  explorar lo público, levantar promesas y utopías, hacer esfuerzos civilizatorios, tenemos que ubicarnos en medio de la cultura y de la  ética. Son todas cosas concretas, reales, que son asunto de lo que conocemos como humanidades, un conjunto de campos de conocimiento que en México se ha desarrollado, mayormente,  en las universidades públicas.

Sobre la brecha digital entre estudiantes y profesores

Desde el siglo pasado, los cambios en la sociedad han traído avances tecnológicos que han impactado de frente la realidad universitaria. Hoy, los académicos tienen que confrontar un mundo desconocido de plataformas y reglas para publicar sus trabajos y rendir sus informes, lo cual ha venido a dificultarles la vida en el campus.
Más todavía, tienen que responder a nuevas generaciones de estudiantes que nacieron en la época digital, que se extiende hasta hoy. En esta época, los profesores, hasta los de menor antigüedad, pueden sentirse desconectados de su auditorio. Al menos en algún grado, existen diferencias en el manejo de tecnologías entre quien enseña y quien aprende en el aula.

Estado, universidad, humanidades y ciencias sociales

El sistema mundo no va bien y está lleno de incertidumbre: la crisis de septiembre 11, la primavera árabe, el terrorismo,  la crisis del 2008-09, el consumo de drogas, la guerra en  Siria, el ascenso de la ultraderecha en algunos países centrales y periféricos, Brexit, las desigualdades internacionales, la poca eficacia y el vasallaje de los Estados,  el descrédito de la democracia y los partidos políticos, las nuevas formas de la dependencia, la dominación que ejerce el sistema financiero, los movimientos juveniles, étnicos, las manifestaciones feministas, de los indignados, la falta de valores y creencias nacionales, de tolerancia y de razonabilidad política, la destrucción del medio ambiente y una masa de seres humanos con vidas desperdiciadas (Bauman, 2005), carencia de identidades, la influencia de las redes sociales opuestas al establishment, etc. Y faltan ideas fuerza que orienten la salida de la crisis.

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV