Menu
El Verano de las Ciencias de la UASLP busca acercar a los alumnos a la investigación

El Verano de las Ciencias de la UAS…

El Verano de las Ciencias...

Prev Next

Redacción Campus

Ideas y propuestas para dirigir a la UAM

Repensar el papel de la UAM: Abud Flores

José Alberto Abud Flores, es egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa. Y advierte que el principal reto que tiene la  institución en repensar su papel en el contexto de la educación superior y en la formación de los miles de egresados que se forman en sus aulas.
Dice que es momento de posicionar a la UAM como uno de los referentes para alcanzar el desarrollo productivo del país. Porque no se trata solamente de transmitir el conocimiento, sino de que éste tenga un impacto social, sólido, visible.
Abud Flores es politólogo. Gran parte de su carrera como universitario la ha realizado en la Universidad Autónoma de Campeche (UACam), de dónde fue rector durante el periodo de 1995 a 1999.
Hoy, es uno de los aspirantes a ocupar la rectoría general de la UAM. Para ello, propone una participación y una vinculación más activa de la universidad con los sectores productivos.
“Que esa investigación que se realiza en la UAM tenga un mayor impacto, que los números que nos indican que se está impulsando a la investigación, se reflejen en mayores posibilidades para la sociedad”, comenta.
Porque a final de cuentas, dice Abud Flores, es a la sociedad a la que debe gran parte de su labor la universidad pública.
Y es que, comenta, el mayor referente que la sociedad puede tener de la UAM, en éstos sus casi cuarenta años de existencia, son los miles de egresados que se han formado en sus aulas y se han incorporado a diferentes actividades de la vida pública y productiva del país.
Pero sobre todo, en esa comunidad científica que se encuentra incorporada al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y que forma parte del trabajo cotidiano que se realiza en la Autónoma Metropolitana.
Desde su experiencia en el sector de la educación superior, Abud Flores dice que a la UAM le hace falta formar a un grupo de expertos que puedan medir la calidad de la institución desde adentro.
Es decir, que si ya existen organismo internacionales y nacionales que certifican los procesos y los programas de estudio, la UAM debe contar con una masa crítica que también evalúe lo que se hace en la universidad, desde la propia institución.




Urge renovar el personal académico: López Herrera

Entusiasta, Perseo López Herrera, el aspirante más joven a la rectoría general de la UAM, compite una vez más por ocupar el cargo, este candidato ha reconocido como uno de los principales retos que afronta esta casa de estudios, la renovación de la matrícula docente de la universidad.
Aunque todavía es candidato a obtener un doctorado, López Herrera está convencido de que la casa abierta al tiempo debe romper paradigmas; y para lograr tal propósito, identifica en el empuje de la juventud el ánimo para concretar esté objetivo
Uno de los principales rasgos que el propio Perseo López identifica como características particulares de su aspiración a la rectoría general de la UAM, es que al ser un candidato externo a la universidad no tiene intereses políticos ni de grupo al interior de la comunidad universitaria.
Por tal motivo, señaló que de ganar esta oposición, incluirá los mejores proyectos e ideas a su gestión al frente de la universidad.
Con respecto a la autonomía universitaria, López Herrera consideró que la vinculación con las empresas no vulnera la misma, todo lo contrario, pues a través de conseguir financiamiento propio, con un proceso de rendición de cuentas, la autonomía de la UAM puede resultar fortalecida.
Egresado de la carrera de arquitectura de la Metropolitana, lo que Perseo López busca al volver a competir por este puesto al interior de la UAM, es mandar el mensaje a los jóvenes universitarios de que el empuje es algo sustancial; enseñar con el ejemplo para que se atrevan a cuestionar a las llamadas “vacas sagradas”.
Tal como señaló, estos académicos de muchos años de trayectoria que, en su opinión, podrían contribuir a través de consejerías para que los jóvenes materialicen las mejores ideas.
Una de las propuestas de este aspirante es que el rector general se acerque, por lo menos, una vez al mes a cada una de las unidades, con el propósito de realizar audiencias y atender los problemas específicos de cada uno de los planteles que integran la UAM.  




Proyectar una mayor pertinencia: Mercado Reyes

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se quedó a medio camino. Prometía impactar en el desarrollo social del país, y aportar significativamente al desarrollo económico pero a sus egresados no se les formó para ser empresarios, sino para ser empleados.
Ésa es la opinión de Santos Mercado Reyes, uno de los candidatos a ocupar la rectoría general de la UAM. Desde su óptica, la institución se ha burocratizado y ha perdido el ánimo por ser una institución de primer nivel, dispuesta a compararse con las mejores universidades del mundo.
“La UAM tiene que recuperar su espíritu de lucha por ser la mejor institución universitaria del país y tan buena como la mejor de las universidades internacionales; tiene que empezar a ser productiva para enseñar a sus alumnos a ser productivos. Nos han dañado mucho los subsidios del gobierno”, comenta.
Para el profesor investigador de esta institución, es momento de acabar con el divorcio académico. Porque los planes y programas de estudio tiene que responder a las necesidades de la sociedad.
“Nuestros alumnos deben formarse como gente emprendedora, profesionales que no salen a buscar trabajo, sino trabajadores para sus nuevas empresas. Los alumnos que no se decidan a ser empresarios, deben ser competitivos, dominar muy bien un idioma nacional y uno internacional para estar en condiciones de competir en el mercado internacional del trabajo”, propone.
Respecto a los recursos de la UAM, Mercado Reyes propone que debe construir un  plan para que a diez años, la institución sea autosuficiente financieramente.
“La UAM debe crecer por propia iniciativa. Hoy en día crecemos solo si el gobierno nos lo ordena y nos da los recursos para hacer nuevas unidades. Esta forma de crecer es poco promisoria y demasiado burocrática”, apunta.
Otro de los desafíos que delinea para la UAM, es incrementar la matrícula y el índice de titulación.
“Hoy día menos del 20 por ciento de los que ingresan terminan con un título bajo el brazo. La gran deserción hace que los costos por formar a un profesionista sean muy altos”, comenta.
De ese tamaño, dice, es el reto para la UAM en los años por venir.




Replantear la relación profesor-alumno: Velázquez Moctezuma

Las universidades públicas del país, y con ello la misma Universidad Autónoma Metropolitana, UAM, deben adaptarse a las demandas que imponen las nuevas tecnologías de la comunicación y la información.
Esto obliga a los docentes a mantenerse actualizados para poder utilizar estas herramientas en la transmisión del conocimiento, en la enseñanza.
Así, tenemos que repensar cuál es el papel del profesor en el aula, aseguró Javier Velázquez Moctezuma, rector de la Unidad Iztapalapa y aspirante a la rectoría general de esta casa de estudios.
Por ello, la UAM debe estar a la altura de sus 39 años de historia de éxito y situada entre las primeras universidades públicas en el país y como una de las primeras de Latinoamérica, afirmó.
Velázquez aceptó que la universidad ha tenido altibajos y crisis, pero ha probado alcanzar también logros sustanciales.
“Tenemos por ejemplo más de 110 mil egresados, la mayoría de ellos colocados en puestos donde desarrollan aquello que estudiaron, tenemos una planta académica que se ha consolidado al paso de los años, que hace investigación a nivel internacional”, dice.
Velázquez Moctezuma señaló que mantener la autonomía, además, es un reto que permitirá a la universidad seguir creciendo pues puede así definir sus formas de administración, de funcionamiento y por supuesto los contenidos de sus programas académicos, de investigación, de docencia, de sus programas de difusión.
Señaló además que al producirse la mayor parte de la investigación científica en las universidades públicas de México, la consolidación de patentes debe ser prioridad de la rectoría general.
 “La idea es que trabajemos fuerte en esto y logremos que toda la innovación que se hace en la universidad pase a ser propiedad intelectual de la universidad”, expuso.
Asimismo, Velázquez Moctezuma consideró que su amplio conocimiento de la UAM, sus dinámicas y problemas, le permitiría tener un mandato exitoso.
“Sé lo que quiero de mi rector. Quiero tener un rector que consiga recursos suficientes porque lo que hacemos es muy importante”, argumentó.




Diversificar las fuentes de ingreso: Vega y León

Salvador Vega y León, es rector de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco y uno de los aspirantes a ocupar la rectoría general.
Desde su posición y conocimiento de la UAM, puntualiza que uno de los retos que enfrenta la institución es superar las limitaciones presupuestales y buscar formas administrativas que nos permitan hacer más con menos.
“Tenemos que examinar fuentes alternativas de ingresos y para eso habrá que hacer muchos más convenios con instancias públicas y privadas”, comenta.
Y de ahí a enfrentar otro reto. La edad promedio del personal académico es de 56 años, lo cual hace necesario pensar planes tanto de jubilación, como respecto a la transición generacional.
Además, como parte de su plan de trabajo para el periodo 2013- 2017, plantea incrementar la matrícula hasta 65 mil estudiantes.
“Podemos incrementar nuestros cursos de Educación Continua y a Distancia. Tenemos que indagar cómo cumplir con nuestra función de preservación de la cultura y la extensión universitaria. En fin, habrá que planear mejor para fortalecer la academia y el servicio”, comenta.
Vega y León también está convencido de que los valores fundamentales de la UAM están centrados, por una parte, en el trabajo cotidiano de sus profesores, en la riqueza de los diversos modelos didácticos, y en la dedicación de nuestros estudiantes.
Pero también pasan por las labores de los más de 130 mil egresados; en la aportación de sus profesores de tiempo completo.
“Sin embargo, no podemos quedarnos satisfechos con lo logrado; tenemos que mejorar nuestros estándares en docencia e investigación. No tenemos que dejar de ser autocríticos, pues sólo así robusteceremos verdaderamente los valores universitarios de la UAM”, comenta.
Al hablar de la autonomía, advierte que ésta es consustancial a la universidad pública y la defenderá con todo rigor.
Ello, sin olvidar que la rendición de cuentas, no sólo es una obligación legal y un compromiso con la sociedad, sino que tiene que ver con la ética con la cual debe conducirse cualquier institución.




Recuperar consensos y valores: Vieyra Durán

La principal aportación que tenemos como universidad son los alumnos que egresan de nuestra institución, afirmó Jorge Eduardo Vieyra Durán, actual Secretario Académico de la Unidad Lerma de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM),  y uno de los aspirantes registrados a la rectoría.
Los profesionales de la UAM, están capacitados, son gente consciente y son ciudadanos y eso nos favorece mucho porque son la imagen de nuestra institución, expresó en entrevista para Campus.
Es por ello que los desafíos de la Universidad Autónoma Metropolitana requieren de consensos y una mayor participación de profesores y estudiantes.
Consideró que  es necesario lograr acuerdos en las formas de investigación y optimizar los recursos de la institución, así como tener certeza en lo que se quiere como carrera académica.
“No podemos quedarnos estáticos, ahora que tenemos ya un reconocimiento internacional como institución joven de 40 años, queremos seguirnos fortaleciendo en eso”, continuó.
Vieyra Durán aseguró que para la Autónoma Metropolitana, lo principal es reconocerse como una gente o persona moral que sirve a la nación.
Expresó que  en caso de llegar a la Rectoría General de la UAM, buscará primero los consensos para recuperar “la casa abierta al tiempo”.
Porque la UAM es una institución abierta a lo que ocurre, que acepta y discute todas las corrientes y trata de llegar a consensos que convengan a toda la institución.
 “Necesitamos regular algunas cosas que no estaban en el pasado, necesitamos reformar nuestra carrera académica para seguir presentes, necesitamos que nuestros alumnos tengan nuevos estilos de docencia, que sea innovadora, que sea retadora, que los estimule”, dijo.
Con esa dinámica que se mueve la sociedad, planteó, se tienen que reorientar los programas y planes de estudio. Y esto, no es una labor solamente de un rector general.
“Debe ser una conciencia universitaria donde los directores de departamento, profesores administrativos, sindicatos y los mismos alumnos, apoyen a reconvertir nuestra institución en lo que ellos quieren”, comenta.

Héctor Martínez Rojas, Salvador Medina Armienta y Carlos Reyes

Instala UNAM supertelescopio en Puebla

Integrantes del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM, instalaron en Sierra Negra, Puebla, a cuatro mil 600 metros de altura, un supertelescopio centellador de rayos cósmicos, único en el mundo por ser el detector de partículas solares más grande y preciso.

Redes y más

Universidades BUAP UAEMEX UV