Menu
Llama veterinario de la UAS a prevenir en las mascotas daños por el calor

Llama veterinario de la UAS a preve…

Las altas temperaturas qu...

Presenta UAQ Encuesta de Posicionamiento Electoral en municipio de Querétaro

Presenta UAQ Encuesta de Posicionam…

La Universidad Autónoma d...

Proyectarán películas sobre Arqueoastronomía Mexica y  Maya

Proyectarán películas sobre Arqueoa…

Con las instalaciones del...

Reforma Educativa no merece ser echada por la borda: Otto Granados Roldán

Reforma Educativa no merece ser ech…

La Reforma Educativa no m...

Alumnos de la UAM ganan desafío iberoamericano de Simulación de negocios

Alumnos de la UAM ganan desafío ibe…

Alumnos de la Licenciatur...

La UASLP inicia Conferencia Internacional en Ciencia y Tecnología de Fluidos Complejos

La UASLP inicia Conferencia Interna…

Invitados especiales de E...

Universitarios fortalecieron iniciativa de reforma a la Ley de la UAEM: Alfredo Barrera Baca

Universitarios fortalecieron inicia…

La participación de estud...

La tragedia de Romeo y Julieta vuelve a escena con divertidas situaciones

La tragedia de Romeo y Julieta vuel…

La tragedia de los amante...

Inauguran la magna exposición Vaticano: de San Pedro a Francisco, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso

Inauguran la magna exposición Vatic…

Uno de los mayores compen...

Entrega la UAS apoyos a estudiantes del Verano Nacional e Internacional de la Investigación Científica

Entrega la UAS apoyos a estudiantes…

La Universidad Autónoma d...

Prev Next

Juan Domingo Argüelles

El sarcasmo ante un mundo sin valores: Una entrevista recuperada con Sergio Pitol

Hace ya casi tres décadas, en febrero de 1989, tuve el privilegio de entrevistar al gran escritor mexicano Sergio Pitol (1933-2018), fallecido el 12 de abril del presente. En estos días que se le rinde, póstumamente, un más que merecido homenaje nacional, recupero dicha entrevista muy reveladora de su vocación y su ejercicio literario. Autor de libros de cuentos, ensayos y novelas de primer orden en la literatura de lengua española, sus obras fueron traducidas a múltiples idiomas, y mereció diversos reconocimientos nacionales e internacionales, entre ellos el Premio Xavier Villaurrutia, el Premio Nacional de Letras, el Premio Internacional Juan Rulfo, el Premio Internacional Alfonso Reyes y el Premio Miguel de Cervantes, máximo galardón que se entrega a un escritor de lengua española. Fue también un traductor espléndido que divulgó en español a los mejores autores, en una colección ya emblemática de la Universidad Veracruzana (“Sergio Pitol Traductor”). Conversé con él cuando, después de varias décadas de vivir en el extranjero, retornó definitivamente a México. He aquí la entrevista.

Gabriel Zaid: palabras y congruencia

Cuando uno termina de leer el libro Mil palabras (México, Debate, 2018), de Gabriel Zaid, y lo cierra, lo primero que hace es obedecer el deseo de volver a él: de regresar a las páginas marcadas, releer los argumentos esgrimidos, detenernos y disfrutar, otra vez, la excelencia de la prosa llena de giros de aguda ironía, el paladeo del idioma, la gracia del humor y la luminosa inteligencia.
Dan ganas de escribir un libro así, como el que se ha leído. Y esto es lo mejor que le puede pasar a un lector. Dan ganas, también, de decirle al primer lector que uno se encuentre que hay un nuevo libro de Zaid, que hay un reciente fruto de su inteligencia, para viejos y nuevos lectores que deseen realmente aprender en el ejercicio de la crítica, la experiencia del análisis y el placer de saber.

Leer y estudiar son verbos diferentes

Cuando se habla de promover y fomentar la lectura, hay dos cosas que, asombrosamente, suelen perderse de vista: los conceptos mismos de promover y fomentar. Según define estos verbos María Moliner, promover es activar una acción o producir cierto suceso que lleva en sí agitación o movimiento, y fomentar es dar a una cosa calor natural o templado que la vivifique o anime: puede ser sinónimo de avivar (en el sentido de hacer más viva una cosa), pero también, y básicamente, de dar vida a algo. El ejemplo que pone Moliner es excelente: la gallina fomenta los huevos, es decir les da su calor, para que se desarrollen los embriones y eclosionen los polluelos.
No pocas veces he preguntado a personas que se dedican a promover y fomentar la lectura el significado de estas dos acciones, y no las saben definir del todo, o simplemente no las saben, porque, en general, se habla tanto de “promover y fomentar la lectura” (desde las burocracias y los programas educativos institucionales) que estos dos verbos han perdido incluso su significación y su peso: se han convertido en “objetivos” abstractos que, en los programas oficiales, corresponden a muy pálidas y desfiguradas “acciones”.
Si por princi

Historia local de la infamia

Desde hace mucho tiempo la desaparición de cientos (¿miles?) de jóvenes ha dejado de ser parte ocasional de la nota roja para asentarse como asunto cotidiano de las postales políticas y sociológicas de nuestra época. Son estampas de tiempos malditos, forjados lentamente bajo el clima ominoso de la crisis de violencia e inseguridad pública que parece haberse asentado en todo el país, donde el tema de las desapariciones se ha colocado en el centro de los reclamos, preocupaciones y ansiedades de muchas zonas de  nuestra vida pública. Nunca como hoy, los jóvenes desaparecidos, de Ayotzinapa a Guadalajara, pasando por los cientos de casos que  nunca aparecen o capturan poco la atención en los espacios mediáticos virtuales y tradicionales, se han convertido en uno de los puntos críticos de la abultada agenda de los déficits mexicanos contemporáneos.