Menu
Sólo siete por ciento de jóvenes usa redes sociales para la discusión política: Académico de la UAM

Sólo siete por ciento de jóvenes us…

Los jóvenes dedican al oc...

Apuesta educación superior a ser eje de la justicia social: rector UABJO

Apuesta educación superior a ser ej…

Fortalecer la educación s...

Realizarán la UAS, el INE y medios de comunicación el Encuentro entre candidatos al Senado

Realizarán la UAS, el INE y medios …

La Universidad Autónoma d...

Piezas de Rafael Coronel estarán en el MUSA de la UdeG a partir de mañana

Piezas de Rafael Coronel estarán en…

El misterio y la ambivale...

Llevarán a cabo brigada universitaria “UABC Contigo” en Tecate

Llevarán a cabo brigada universitar…

El doctor Miguel Ángel Ma...

Desarrolla la UAM aplicación para medir la contaminación por ruido

Desarrolla la UAM aplicación para m…

Hubbub, alerta ruido, una...

El arte, consustancial al ser humano: Ana Rosa García en la UdeC

El arte, consustancial al ser human…

La reconocida artista vis...

El IPN aplicará examen de admisión de nivel superior a más de 92 mil aspirantes

El IPN aplicará examen de admisión …

El Instituto Politécnico ...

Analizan en la UJAT avances y retos en la enseñanza de las lenguas modernas

Analizan en la UJAT avances y retos…

Diseñado como un foro par...

Encabeza el rector de la UAS inicio de obra para el remozamiento del Centro Tortuguero

Encabeza el rector de la UAS inicio…

El rector de la Universid...

Prev Next

Adrián Acosta Silva

Becarios

Desde su origen medieval, las universidades desarrollaron un complicado entramado de relaciones entre estudiantes y profesores que derivaron de las viejas prácticas de los oficios entre aprendiz y maestro. Dado su origen corporativo —la universidad como una corporación o comunidad de practicantes especializada  en el mismo oficio (leer y escribir)—, esa relación de aprendices-alumnos/profesores-maestros, se constituyó como el núcleo duro del orden institucional universitario, un núcleo que se mantiene el centro de la vida escolar universitaria desde hace más de nueve siglos.

El poder, las causas, los intereses/ II

Parte I

Durante tres gubernaturas consecutivas (1995-2012), el contexto político jalisciense experimentó una profunda transformación simbólica y práctica, durante la cual nuevos conflictos, tensiones y equilibrios marcaron el territorio de los intercambios entre sus diversos actores y fuerzas. La U. de G., como otras universidades públicas en otros contextos estatales, es un grupo de interés y un grupo de poder al mismo tiempo, clave para entender la dinámica política estatal. Durante los 18 años del panismo jalisciense, la coalición padillista hegemónica  en  la U. de G. mantuvo relaciones de tensión y conflicto con los gobernadores panistas en turno, relaciones marcadas por la lucha entre dos legitimidades: la de gobiernos democráticamente electos, y la  de la autonomía política e institucional de la universidad, algo que Rollin Kent definió muy bien como “la disputa por la legitimidad” en el campo de la política y de las políticas de educación superior en Jalisco.

El poder, las causas, los intereses (1)

El anuncio que el candidato de la Coalición por México al Frente, Ricardo Anaya, realizó la semana pasada de incorporar a su equipo de campaña a Raúl Padilla López, ex rector de la Universidad de Guadalajara, ha causado diversas reacciones en la opinión pública. Algunos han visto el hecho como un acierto político, otros como un riesgo,  algunos más como una noticia que habrá que tomar con las reservas del caso. Más allá de las interpretaciones contradictorias que se tienen sobre el hecho mismo, derivadas de filias, fobias y escepticismos propios del momento y de la temporada, quizá conviene poner en perspectiva el contexto y la trayectoria política de un personaje ciertamente destacado en la vida pública y política de Jalisco, para tratar de entender las causas y los intereses de su participación en el proceso electoral federal en el campo de las propuestas culturales que intenta desarrollar la coalición PAN/PRD/Movimiento Ciudadano.   

Autonomía y seguridad

Las comunidades uni-versitarias no son ni han sido nunca ajenas a los proble-mas de inseguridad, criminalidad y violencia que aquejan hoy o anteriormente a la sociedad mexicana.  Ser estudiante, profesor, trabajador o funcionario universitario no los vuelve inmunes a atracos, secuestros, extorsiones, asesinatos o amenazas por parte de delincuentes solitarios, grupos de ocasión o bandas organizadas. Durante los últimos años hemos confirmado como dentro y fuera de los campus universitarios públicos o privados de Guadalajara o de la Ciudad de México, en Ciudad Juárez o en Xalapa, en Culiacán o en Pachuca, en Hermosillo o en Ciudad Victoria, los crímenes contra miembros de esas comunidades se han multiplicado en el contexto de la atmósfera de inseguridad que se ha formado por la mezcla fatal de políticas fallidas, expansión de redes criminales, impunidad y corrupción policíaca. (Algunos más agregarían seguramente la degradación moral y la fala de valores, pero eso ya es otra cosa).