Menu
Afectan a población de cocodrilos en Vallarta y Bahía de Banderas: Experto en la UdeG

Afectan a población de cocodrilos e…

Del Río Ameca, en Puerto ...

Nombran Director de la Facultad de Ingeniería y Negocios, Unidad Tecate de la UABC

Nombran Director de la Facultad de …

El doctor Oscar Omar Oval...

Aún falta planeación para peatonalizar zonas en la ciudad: Experto de la UdeG

Aún falta planeación para peatonali…

“El espacio público hay q...

Xochipilli: tradición y alegría del son, el jarabe y la chilena en la UAM

Xochipilli: tradición y alegría del…

La tarima tiembla con fue...

Rector de la UAS visitó centro de acopio en Polideportivo de Ciudad Universitaria

Rector de la UAS visitó centro de a…

El rector de la Universid...

Encuentran investigadores de UABJO cura contra la enfermedad de Chagas

Encuentran investigadores de UABJO …

Un equipo multidisciplina...

Desarrolla científica de la UdeC nuevos materiales en proyecto internacional

Desarrolla científica de la UdeC nu…

En los últimos años, dijo...

Optimizan máquina afiladora en el IPN

Optimizan máquina afiladora en el I…

Para facilitar y mejorar ...

La UG tendrá maestría innovadora enfocada a la gestión cultural en patrimonio y arte

La UG tendrá maestría innovadora en…

El Campus León de la Univ...

Imparten plática sobre reglas y recomendaciones sobre publicaciones científicas en la UABC

Imparten plática sobre reglas y rec…

Se impartió la plática "R...

Prev Next

Adrián Acosta Silva

Porros: política y violencia

Los acontecimientos ocurridos en la UNAM la semana pasada confirman la cabal salud de que aún goza una vieja práctica en no pocos campus universitarios públicos: la agresión y violencia sistémica y selectiva que ejercen algunos grupos pequeños pero bien organizados de las comunidades universitarias sobre las mayorías silenciosas y pacíficas que cotidianamente asisten a las universidades. Se trata, por supuesto, de un fenómeno viejo, enraizado más o menos profundamente en algunas escuelas, facultades y preparatorias universitarias. Aunque pueda ser caracterizado analítica o descriptivamente de muchas maneras, y descalificado prescriptivamente de muchas  más, el porrismo universitario es el fruto podrido de las relaciones entre política y violencia que se han construido lentamente a lo largo de muchas décadas en varias universidades públicas, incluyendo por supuesto la UNAM. Dicho de algún modo, es la expresión local de la “república mafiosa” (Fernando Escalante dixit) que ha penetrado el orden político e institucional de algunas universidades públicas, y cuyas expresiones de estallidos y agresiones, a través del uso de puñetazos y bombas molotov, con palos, piedras y navajas, recuerdan su presencia y poder en la vida universitaria.  

El cálculo del poder

En tiempos turbulentos pero interesantes, nunca está de más acudir a la sabiduría de los antiguos para tratar de entender lo que hoy ocurre frente a nuestros propios ojos. Revisitar sus obras es siempre un recurso útil para mirar con otros lentes la sensación de presente interminable que domina el espectáculo público. Los cambios en los humores, en el perfil de los políticos y de la política, en los gestos y lenguajes al uso, forman el material inevitable del presente pero en su momento también fueron objeto de reflexión y estudio para pensadores clásicos y contemporáneos. Desde diferentes circunstancias y perspectivas, tres de ellos pueden ser adecuados para pensar en las complejidades viejas y nuevas del cálculo del poder: Maquiavelo, Oakeshott y Fouché.

Días extraños

Instalados en plena transición intergubernamental, somos espectadores de un proceso que tiene su encanto. Es la despedida de un gobierno en funciones y la preparación de un nuevo gobierno que iniciará su ejercicio en unos poco meses. El tiempo político parece acelerarse, y las imágenes, los hechos y las palabras se amontonan en el registro de unos días caracterizados por una intensidad inusual, distinta a los rápidamente envejecidos días electorales, pero fundamental para tratar de entender el día a día de la política postelectoral mexicana.

Aprendices: la ideay las políticas

El virtual presidente electo y sus asesores comenzaron a operar en “modo transicional” al día siguiente de la elección. Eso significó una señal poderosa, y práctica, para dar la vuelta de página al “modo electoral” y preparar el camino del “modo gubernativo” que iniciará formalmente el 1 de diciembre. Entre una oleada de reuniones privadas, acercamientos políticos y declaraciones públicas, AMLO comenzó los contactos y conversaciones con sectores y actores clave de los distintos campos de políticas, para diseñar la agenda gubernamental de la “cuarta gran transformación nacional” que ha colocado en el centro de su relato político desde hace años.