Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Fernando Serrano Migallón

Rafael Segovia

Rafael Segovia nace en Madrid, España, el 13 de junio de 1928. Hijo de un conocido y afamado médico, Jacinto Segovia, desde niño vivirá en un ambiente abierto e intelectual que haría que su padre, al producirse el conflicto que afectaría profundamente a la sociedad española, tomara partido decidido por la República española.
A los ocho años empieza su peregrinar, vivirá dos guerras, una civil y otra mundial y entre ambas, el inicio del destierro que lo marcará toda su vida.

El régimen jurídico del servicio público en la educación superior

Cada Estado, para realizar sus fines, cuenta con una serie atribuciones que se traducen en medios para alcanzar las metas que en particular se propone en un momento histórico determinado. Uno de esos medios es el servicio público que, a través de la actuación de los órganos que integran la administración pública, busca satisfacer diversas necesidades de interés general indispensables para la vida social, que se ejerce a través de prestaciones de tipo técnico, en las que son básicas la regularidad y continuidad.
Existen servicios públicos que el Estado debe prestar de forma exclusiva para satisfacer una necesidad de interés general. Como ejemplo pueden señalarse los de seguridad pública o defensa nacional, que por sus características y fines resultan indelegables en los particulares. Sin embargo, existen servicios o actividades que no son exclusivos del Estado, pero que también son esenciales para el desarrollo de una sociedad. Tal es el caso de la prestación de servicios de salud o asistencia, que de conformidad con el régimen prevaleciente en nuestra Constitución, pueden ser delegados en otros sujetos, a través de diversas figuras jurídicas como autorizaciones, permisos y concesiones. En este caso se encuentra también la educación superior en México.

Desafíos de la educación superior en México

La Educación Superior es cada vez más importante en el mundo moderno, pues designa una educación que alcanza a la vez altos grados de especialización, de eficiencia y de competitividad en un mundo globalizado en permanente transformación. Es por lo tanto un termómetro que mide la situación actual y que dibuja en perspectiva las posibilidades de futuro para un país y su sociedad.
La Educación Superior es hoy, lo ha sido siempre, pero ahora de manera subrayada, el punto central del desarrollo del país. En ella se cumple toda política educativa, social y cultural que se emprende.
Para el mundo actual la educación superior es, por lo tanto, una necesidad inmediata y absoluta, prioridad para el progreso, el desarrollo económico y el bienestar social. La educación profesional garantiza mejores posibilidades laborales y mayor cohesión en la sociedad. Es, sin embargo, precisamente su necesidad la que le pone retos enormes, en especial en un país y en una época como la nuestra.

La pasión de leer

Mi afición a los libros se dio de manera natural, gracias a pertenecer a un hogar donde los libros existían y convivían con nosotros, los otros habitantes de la casa; su presencia era cotidiana y cercana.
El libro era así, un medio de estudio, de expresión de ideas y de transmisión de la cultura. Esto cambió a la corta edad de catorce años debido a una enfermedad que me postró en cama por un lapso de casi un año; esa sensación inicial se transformó y se convirtió en un medio de placer y distracción.
Pasó así, a ser un amigo, un camarada; que aunque mutable por naturaleza pues cambia de título, autor tema y formato, se mantiene, sin embargo, permanentemente como un compañero que pese a su variedad nos permite disfrutar de su presencia y nos acompaña en todo momento y en todas las circunstancias de la vida.
Guiado por la mano de mi padre, la lectura, dada la situación económica por demás austera en que vivíamos, fue la única ventana que mantenía abierta hacia el exterior de mi encierro.