Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Rainer Matos Franco

Rusia y Estados Unidos: las sobras de la derrota

Se suponía que el sistema norteamericano estaba blindado contra todo lo que ocurrió en la más reciente elección presidencial: candidatos populistas (lo que sea que signifique), hackeos (desde dentro y fuera) y, sobre todo, contra intervenciones foráneas. Es más, contra intervenciones foráneas de Rusia, lo cual recuerda otras épocas.
La inclinación de Donald Trump por Rusia es absolutamente extraña, poco clara y sorpresiva; casi inefable. Parece imposible atisbar su origen. Una posibilidad es, de acuerdo con uno de los pilares de la campaña del hoy presidente electo, el retraimiento estadunidense de la esfera internacional para dedicarse a la recuperación interna; esto significaría que Trump, haciendo caso a su ignorancia y a algún cliché un poco forzado, busca que Rusia “resuelva” —él lo dijo así— diversos conflictos mundiales (Siria, Libia, Ucrania). Pero esto no explica del todo por qué Rusia y por qué no endilgarle la tarea de policía a algún otro actor (la OTAN por ejemplo).