Menu
Imparten seminario “Aproximaciones historiográficas a la presencia africana en México” en la UABC

Imparten seminario “Aproximaciones …

Con el fin de compartir s...

Tragedia y solidaridad de Tlacayapan bajo la lupa en la UAM

Tragedia y solidaridad de Tlacayapa…

La tragedia, la solidarid...

Reconocen a Juan de Jesús Taylor Preciado de la UdeG por 20 años de actualizar planes de estudio de Veterinaria

Reconocen a Juan de Jesús Taylor Pr…

Por su trayectoria y cont...

Proponen estudiantes del IPN utilizar el hidrógeno como combustible limpio

Proponen estudiantes del IPN utiliz…

Un dispositivo capaz de t...

Celebra Ballet Folklórico Infantil de la UdeC diez años de exitosa trayectoria

Celebra Ballet Folklórico Infantil …

En 2008 inició la histori...

Realiza Facultad de Deportes de la UABC la Expo Emprendedores

Realiza Facultad de Deportes de la …

La Facultad de Deportes r...

Sobrepeso incrementa seis veces el riesgo de padecer apnea del sueño: Especialistas en la UdeG

Sobrepeso incrementa seis veces el …

La obesidad está relacion...

La geotermia permitirá crear una plataforma energética sustentable: Investigador en la UAM

La geotermia permitirá crear una pl…

México no ha adoptado las...

Gobierno de Dinamarca otorga beca a investigador de la UASLP

Gobierno de Dinamarca otorga beca a…

El Danida Fellowship Cent...

Académicos de la UNAM, reconocidos como eméritos del Sistema Nacional de Investigadores

Académicos de la UNAM, reconocidos …

Por sus aportaciones para...

Prev Next

Mario Saavedra

María Luisa “La China” Mendoza: Viví como quise y me propuse

Desde que conocí a María Luisa La China Mendoza (Guanajuato, 1930-Ciudad de México, 2018) me sorprendieron su inteligencia despierta y su agilidad mental, su corrosivo sentido del humor y su gran calidad humana, rasgos todos ellos presentes tanto en su geografía literaria como en su no menos elocuente y prolífico trabajo periodístico. Me la presentó don Rafael Solana que la quería y procuraba mucho, por allá a medidos de la década de los ochenta, e igual por esa época coincidimos en el suplemento cultural El Búho de Excélsior que había fundado y dirigía nuestro no menos dilecto y admirado René Avilés Fabila. Con varios amigos cercanos en común como el propio René, igual compartíamos un profundo y sincero amor por los animales, por nuestros hermanos distintos pero complementarios, en particular por los perros con quienes hemos establecido una particular comunión, de ahí nuestra no menos confesa admiración por Fernando Vallejo y su obra donde los canes tienen un espacio protagónico.

La imaginería estética de Chucho Reyes

A mi muy querida amiga Iris Santacruz Fabila

Mejor conocido como Chucho Reyes y considerado una de las personalidades artísticas más originales de la plástica mexicana del siglo XX, Jesús Reyes Ferreira (Guadalajara, 1880-Ciudad de México 1977) fue un creador a la vez autodidacta y tenaz. Aprendiz en un taller litográfico, se emplearía más tarde en la Casa Pellandini, una famosa tienda de su natal Guadalajara que importaba de Italia materiales de arte, grabado y figuras, y donde por otra parte entró en contacto con la decoración de aparadores que tanta fortuna le traería. Así se iría gestando el gran coleccionista, el creador de historias y personajes mágicos, aquel seductor personaje casi emanado de una narración garciamarcesca.

La forma del agua, de Guillermo del Toro: Mejor Película en la 90 Entrega de los Oscar

He seguido la carrera del talentoso cineasta tapatío Guillermo del Toro desde su opera prima La invención de Cronos (1993), en su año no solo el mejor largometraje en el circuito nacional, sino además con presencia en festivales importantes como el de Cannes y el de Sitges. Desde entonces su quehacer se reconoce por una estética definida, por un estilo auténtico y su elocuencia creativa al abordar un género fantástico que hasta antes de él no había encontrado similar fortuna en nuestra industria. Inteligente lector de autores como Schwob, Borges o su propio paisano Juan José Arreola —de quien por cierto este año se conmemora el centenario de su nacimiento—, desde entonces afloraron en su cinematografía temas recurrentes como la lucha entre el bien y el mal, el amor y la muerte (Eros y Thanatos), la búsqueda de la inmortalidad o la eterna juventud, el laberinto de la existencia, el inexorable paso del tiempo.

Una parada obligada en Londres: El Globo de William Shakespeare

A la memoria de David Antón
Hace poco menos de dos años se conmemoró el cuarto centenario luctuoso de William Shakespeare (Stratford 1564-1616), el más grande dramaturgo de todos los tiempos, y por tratarse también de uno de los poetas ingleses más notables, uno de los escritores por antonomasia de la literatura universal. Su gran admirador, el francés Víctor Hugo decía de él, con justa razón: “Es la catedral gótica más imponente de la literatura dramática”. Si bien se sabe poco de la persona, la vida de Shakespeare estuvo dedicada en cuerpo y alma al teatro, no sólo como autor inagotable en muy distintos géneros, sino también como actor, director y empresario en el que fue uno de sus más grandes proyectos, la construcción y el mantenimiento de El Globo.