Menu
Comunicación social de la UAM, entre las mejores opciones educativas en este campo en México

Comunicación social de la UAM, entr…

Creada en 1974, apenas un...

Empresarios exitosos brindan consejos a jóvenes de la UdeC

Empresarios exitosos brindan consej…

Durante la Semana Cultura...

Participa UABC en Congreso Internacional de Gastroenterología

Participa UABC en Congreso Internac…

Con destacada participaci...

Exposición de la UAM recrea la vida de la generación de 1960

Exposición de la UAM recrea la vida…

Desde un departamento mue...

La UNAM reconocerá a la editora universitaria de la UdeG Sayri Karp por su trayectoria

La UNAM reconocerá a la editora uni…

La maestra Sayri Karp Mit...

Participa universitaria de la UdeC en Coloquio sobre Artes Escénicas, en Veracruz

Participa universitaria de la UdeC …

Adriana León Arana, direc...

IPN enviará brigadas emergentes a Sinaloa

IPN enviará brigadas emergentes a S…

El Instituto Politécnico ...

Egresado de la Ibero trabaja para que la información sea accesible para todos

Egresado de la Ibero trabaja para q…

Una de las misiones que t...

Psicólogo, obligado a abrirse al conocimiento de otras disciplinas: catedrático de la UASLP

Psicólogo, obligado a abrirse al co…

La Facultad de Psicología...

Conmemora UG 48 años la Escuela de Nivel Medio Superior de Salvatierra

Conmemora UG 48 años la Escuela de …

La escuela del Nivel Medi...

Prev Next

Francisco Gil Villegas M

La docencia y la política como vocaciones

Rafael Segovia fue un maestro excepcional pero aún más en las conversaciones en corto, en las tertulias, en las sobremesas y en su casa, que en el aula. En mi caso personal se esmeró mucho más en transmitirme su erudición histórica y sus conocimientos de historiografía francesa, así como su amplio conocimiento de la historia de las ideas políticas, que en formarme mediante el arsenal de sus originales ideas sobre el sistema político mexicano, que es lo que más aportó a muchos otros de sus más distinguidos alumnos y amigos. Fue por él que leí detalladamente, por ejemplo, a Tocqueville, a los doctrinarios franceses y a los monarcómacos, así como las brillantes aportaciones de Raymond Aron a la teoría de la historia,  las etapas del pensamiento sociológico y sus ensayos polémicos contra los “marxismos imaginarios” de Merleau-Ponty, Althusser y, sobre todo, Jean Paul Sartre. Segovia dominaba magistralmente no sólo los textos teóricos de Sartre para entender la transición del existencialismo al marxismo de su crítica de la razón dialéctica, sino también sus artículos de polémica política sobre el fantasma de Stalin, los comunistas y la paz, la guerra de Argelia y el liderazgo plebiscitario del general De Gaulle en la V república francesa. Y por supuesto que la brillante respuesta de Raymond Aron a todas las cuestiones, lo mismo en su crítica a Sartre que a Merleau-Ponty y Albert Camus.