Menu
Debaten sobre la importancia del pensamiento crítico desde la escuela en la UdeG

Debaten sobre la importancia del pe…

El desarrollo de habilida...

La ciencia tiene teorías simples y elegantes: Julieta Fierro en la UAM

La ciencia tiene teorías simples y …

La astronomía utiliza ins...

Refrendan colaboración INEE y Universidad de Colima

Refrendan colaboración INEE y Unive…

El rector de la Universid...

Crean en IPN plataforma de apoyo al Síndrome de Williams

Crean en IPN plataforma de apoyo al…

Estudiantes del Instituto...

Egresa la primera generación del Campus Salinas de la UASLP

Egresa la primera generación del Ca…

La UASLP egresó a su prim...

Dramaturgo colombiano Felipe Botero imparte taller a estudiantes de teatro de UdeG

Dramaturgo colombiano Felipe Botero…

Vomitar lo que sucede en ...

Reflexiones pendientes, 50 años después de los movimientos sociales de 1968: Historiador en la UAM

Reflexiones pendientes, 50 años des…

Aunque existen testimonio...

Desarrollan en la UNAM hidrogel para cicatrices, eficiente y de bajo costo

Desarrollan en la UNAM hidrogel par…

Un equipo multidisciplina...

Titula UdeC a nueva generación de contadores y administradores

Titula UdeC a nueva generación de c…

La Facultad de Contabilid...

ANUIES y Universidad Panamericana presentan el libro ‘’Orden Institucional y Seguridad Nacional’’

ANUIES y Universidad Panamericana p…

No se puede comprender la...

Prev Next

Francisco Gil Villegas M

La docencia y la política como vocaciones

Rafael Segovia fue un maestro excepcional pero aún más en las conversaciones en corto, en las tertulias, en las sobremesas y en su casa, que en el aula. En mi caso personal se esmeró mucho más en transmitirme su erudición histórica y sus conocimientos de historiografía francesa, así como su amplio conocimiento de la historia de las ideas políticas, que en formarme mediante el arsenal de sus originales ideas sobre el sistema político mexicano, que es lo que más aportó a muchos otros de sus más distinguidos alumnos y amigos. Fue por él que leí detalladamente, por ejemplo, a Tocqueville, a los doctrinarios franceses y a los monarcómacos, así como las brillantes aportaciones de Raymond Aron a la teoría de la historia,  las etapas del pensamiento sociológico y sus ensayos polémicos contra los “marxismos imaginarios” de Merleau-Ponty, Althusser y, sobre todo, Jean Paul Sartre. Segovia dominaba magistralmente no sólo los textos teóricos de Sartre para entender la transición del existencialismo al marxismo de su crítica de la razón dialéctica, sino también sus artículos de polémica política sobre el fantasma de Stalin, los comunistas y la paz, la guerra de Argelia y el liderazgo plebiscitario del general De Gaulle en la V república francesa. Y por supuesto que la brillante respuesta de Raymond Aron a todas las cuestiones, lo mismo en su crítica a Sartre que a Merleau-Ponty y Albert Camus.